El otro día me pasé por el Trek Bicycle Store Madrid Norte en San Sebastián de los Reyes para comprar unas cámaras y ya de paso estuve echando un vistazo a las novedades de la marca. He de reconocer que mi primera bici de carretera fue una Trek y es una marca a la que le tengo mucho cariño. Era un modelo muy básico de 3 platos, pero fue decisiva para marcar mi afción a este deporte. Como tu primera bici es algo que marca tanto como tu primer amor, siempre que veo una Trek me quedo mirándola.

Y me llamó mucho la atención el espacio que dedica la marca al llamado “Project One“, bicicletas personalizadas. Este servicio que lleva dando Trek desde 2013 está claro que ha ido evolucionando con el paso de los años. Y no nos engañemos, hay bicis que actualmente son más caras que un coche. ¿Por qué no vas a personalizar hasta el último detalle tu próximo pepinazo?

Además de ofrecer un servicio de personalización única de los acabados y la pintura de la bicicleta, con el Project One de Trek también podrás elegir los componentes y las medidas específicas para la tija, la potencia, el manillar, el sillín o las bielas de tu próxima montura si acabas optando por esta marca.

Trek-Project-One

 

Lo bueno es que según vas configurando tu bici, la vas a adaptando a lo que más te gusta y más se adapta a tu manera de dar pedales. No tienes que adaptarte a la marca, sino que Trek se adapta a ti. Escoges modelo, postura y los componentes que más te gusten, como si fuera un Big Mac, y ellos se encargan de fabricar la bici con la que siempre has soñado.

Mira con qué cariño fabrican las bicis, como a nosotros nos gusta, como si fueran verdaderas obras de arte:

Como soñar y configurar es gratis, yo cogí la Madone y le metí todas las especificaciones que me fueron apeteciendo viendo cómo iba cambiando la cifra de lo que estaba encargando:

especificacions

 

El resultado es esta máquina, se me ha ido un poco de precio, pero es cuestión de bajar en la gama de componentes que le he puesto:

Trek