Salir en bici es otra cosa desde que existe Strava. ¿Recordáis como era salir sin pulsómetro, sin GPS, sin el velado ansia (porque todos en público lo negamos) de mejorar un segmento, superar a un amigo, o alcanzar el deseado KOM o QOM?

Strava ha introducido en el ciclismo popular un termino del ámbito de los negocios que es la gamificación. Ahora, para bien o para mal, no se trata de acumular kilómetros durante nuestros entrenamientos. Se trata además de tener retos que hagan que a la postre, terminemos siendo mejores ciclistas: nos han puesto rankings, nos han puesto retos y nos han puesto una red social en la que poder ver cómo lo están haciendo el resto. Para mayor gloria de Strava nos han dado los kudos, esos likes que se acumulan en nuestras actividades para mostrar (o demostrar) nuestra popularidad encima de la bicicleta.

Por eso, cuando ayer en el blog de Strava publicaron si «Ten tips to becoming a Strava celebrity» (diez trucos para convertirte en una celebridad en Strava), no lo dudé. Tirando de mi formación (que si uno es profesor de estrategia online habrá que tirar de CV) voy a intentar dar una serie de trucos para que nuestras actividades en Strava obtengan más kudos.

Sé original

Me diréis: ¿cómo carajos vamos a ser originales en una red social que se limita a permitirte hacer públicas tus rutas corriendo o pedaleando, o tus entrenamientos en la piscina? Pues así de primeras haciendo lo que otros no hacen, como pueden ser buscar nombres para nuestras actividades distintos a «Pedalada por la tarde» o «Natación a la hora del almuerzo».

En redes sociales es básico diferenciarse de la competencia. Y Strava no va a ser diferente. Así que busca títulos que llamen la atención, que cuando la gente esté en su móvil haciendo scrolling, se pare a leer esas tres líneas que has puesto. Si puede haber humor, mucho mejor. Vamos. De hecho: tiene que haber humor.

strava

Fuente: Strava

Interactúa

Siempre se ha dicho que para tener éxito en twitter había que ser social (re-des-so-cia-les) e interactuar con los influencers. De hecho hay aplicaciones como la antigua Socialbro (que ahora ha cambiado de nombre pero no lo voy a buscar, que me da pereza) que te decían exactamente con quién tenías que ponerte a cruzar tweets.

Strava no va a ser diferente. Si quieres darte a conocer, si quieres tener más contactos en tu listado de «amigos», interactúa con ellos. Comenta sus actividades, genera conversación, que vean en ti a ese ciclista interesante cuyos recorridos en bicicleta hay que conocer.

Añade contenido de valor

No solo se trata de vincular el strava al garmin y que se suban las actividades a pelo. Si puedes generar más contenido, mejor. Y con esto me refiero a las fotos. Porque vivimos en una sociedad en la que impera lo visual. En facebook tiene más engagement una foto o un vídeo que un magnífico artículo en texto. Y en Strava pasa lo mismo. Mete una foto del paisaje por el que has corrido, o una de tu bici apoyada en una señal, o un selfie con la cara todo sudada que da un asco que para qué.

De igual manera, dentro de la actividad acostúmbrate a añadir una descripción. Esto engarza con el primer punto: cuantas más cosas hagas distintas al resto, pues mejor. Eso que te llevas.

Comparte en tus redes sociales

Strava permite compartir en facebook, twitter e instagram. ¿A qué esperas para proclamar a los cuatro vientos que te has jarreado noventa kilómetros sobre la bici? ¡Ya estás perdiendo tiempo!