Hoy ha sido uno de los grandes días para Sir Mo Farah. Campeón olímpico de 5.000 y 10.000 y triple campeón del mundo en ambas distancias, parece que amenaza con ser otro de los corredores que escriban su nombre en la historia no solo de la pista, sino también en ruta. El atleta de origen somalí ha conseguido hoy el récord europeo de maratón y ha superado en más de un minuto su marca personal. Se llama 2:05:11 lo que ha hecho, entrando 13 segundos por delante del etíope Mosinet Geremew (2h05:24) y 39 segundos del japonés Suguru Osako (2h05:50).

La cuantía de los premios de un maratón como es Chicago, dentro de los 6 World Marathon Majors, como ya podéis imaginar es poca broma. Un premio de 100.000 dólares para el primer clasificado, 50.000$ para el segundo, y 25.000 para el tercero. Pero hoy hay un hombre inmensamente feliz, no solo por su tercer puesto obtenido en Chicago, sino por haber conseguido rebajar el récord japonés de maratón, establecido en 2 horas, 6 minutos y 11 segudos.  Suguru Osako ha conseguido rebajarlo en 21 segundos, 21 segundos que le van a reportar un extraordinario premio en metálico.

«Quiero intentar batir el récord nacional, pero lo más importante para mí es competir con los demás corredores», decía Osako el pasado mes de junio. «Estoy muy emocionado y orgulloso de correr con Mo Farah y Galen Rupp. Voy a disfrutar esta carrera».

Suguru Osako

Foto: Facebook

El primer corredor asiático en bajar de 2:06

El crono de 2h05’50» hacen de Suguru Osako el tiempo más rápido de la historia para un corredor asiático, y la primera vez en hacerlo por debajo de las 2 horas y 6 minutos. Esta carrera convierte al joven corredor de 27 años en un hombre literalmente rico desde hoy, ya que recibirá de manos de manos de la federación japonesa de atletismo un total de 100 millones de yenes, el equivalente a unos 763.000 euros por haber conseguido semejante hazaña.

Suguru Osako, miembro del Nike Oregon Project, fue olímpico en 2016 y plusmarquista japonés de los 3.000 y 5.000 metros. Compitió en los 5.000 y 10.000 metros en Río de Janeiro después de ganar las dos pruebas de los campeonatos nacionales de Japón. Hizo su debut en los 42kms en el Maratón de Boston de 2017, subiendo al podio en tercer lugar y una marca de 2:10:28. En aquel momento, fue el primer japonés en terminar entre los tres primeros desde que Seko ganó Boston en 1987. Concluyó el 2017 con una impresionante marca personal y un tercer puesto en el Maratón de Fukuoka, 2:07:19.

Japón cuenta con una larga historia en la producción de algunos de los mejores corredores de maratón del mundo, que se remonta a las décadas de 1940 y 1950. Japón dominó la escena mundial en la década de 1960. Sólo en 1966, 15 de los 17 mejores tiempos de maratón pertenecían a corredores japoneses. A medida que Tokio se prepara para acoger los Juegos Olímpicos de 2020, quiere ver a sus corredores de maratón como Osako, peleando por las medallas.