Correr después de andar en bicicleta no tiene nada que ver con correr con las piernas frescas. Seguro que como buen triatleta, ya te habías dado cuenta de este detalle. La actividad y el cansancio previo de la bici hace que sintamos las piernas muy pesadas y hasta cierta descoordinación al principio. Nadie es capaz de correr tan rápido después de unos buenos kilómetros en bici como cuando lo haces empezando de cero. Pero sí es cierto que algunos triatletas rinden mejor que otros cuando se bajan de la bici. Por esta razón, los mejores corredores no siempre son los mejores corredores de triatlón, porque las circunstancias no son las mismas.

Vamos a tomar como ejemplos los casos de Greg Whiteley y Hunter Kemper. Whiteley era un excelente corredor universitario que ganó con la Universidad de Brown el título de campeón de la NCAA. Su mejor tiempo en 5 kilómetros fue de 13:26. Kemper era un buen corredor pero no llegó nunca al nivel de Whiteley, y su mejor tiempo en la misma distancia era un minuto superior.

Kemper

Foto: Triathlon

Tanto Whiteley como Kemper fueron triatletas profesionales una vez abandonada la universidad. Era de esperar que Whiteley fuera uno de los mejores corredores de triatlón, incluso aunque Kemper fuera mejor triatleta en general, preo la realidad es que Kemper era mucho más fuerte cuando dejaban la bici. Durante su corta carrera como triatletas, Whiteley rara vez consiguió el mejor parcial de la carrera a pie, a pesar de ser un excelente corredor en estado puro.

¿Por qué algunos triatletas corren mejor al bajarse de la bici?

La razón por la que algunos triatletas corren mejor al bajarse de la bici que otros no acaba de estar clara, pero parece tener algo que ver con las diferencias en la forma de conexión entre los sistemas neuromusculares de cada atleta. En un estudio realizado en 2010 por investigadores australianos, casi la mitad de los triatletas evaluados demostraron cambios involuntarios en su técnica de carrera después de montar en bici. Estos cambios influyen directamente reduciendo la economía de carrera y, por tanto, empeorando los tiempos.

¿Tenían más experiencia o estaban mejor entrenados los triatletas que conservaban su economía al correr después de la bicicleta? La respuesta es no. Y además, está demostrado gracias a un estudio previo que realizaron los mismos investigadores con triatletas de élite. Todos los triatletas involucrados tenían mucha experiencia y estaban sobradamente entrenados, pero casi la mitad de ellos ponían de manifiesto los mismos cambios en su forma de correr que les hacían menos eficientes corriendo después de andar en bicicleta.

Los mejores corredores de triatlón suelen correr en torno a un cinco o seis por ciento más despacio en una distancia concreta que lo que lo harían en una carrera de la misma distancia. Sería muy útil para todos nosotros que esa cifra se mantuviera como normal universal. En ese caso, todos podríamos sacar conclusiones a partir de nuestros registros, por ejemplo en un 10K y nuestra carrera a pie en un triatlón olímpico, sabiendo que nos estaríamos moviendo en torno a un 7 por ciento más de tiempo.

Pero dado que esto no es un estándar universal, no podemos hacerlo. Algunos triatletas no consiguen moverse en torno a un 5 por ciento por debajo de su marca en carrera a pie, incluso llevando un entrenamiento perfecto.

A pesar de todo, cada triatleta puede y debe entrenar para intentar que esa diferencia sea lo más pequeña posible. Las formas para conseguirlo incluyen fortalecer en bici para estar menos fatigado y más fresco cuando nos bajemos de la bici; concentrarse en el entrenamiento de carrera y competir en carreras durante la temporada baja de triatlón, e incluir un montón de entrenamientos de transición para que el correr después de bajarnos de la bicicleta sea lo más natural posible.

Fuente: triathlete