En Planeta Triatlón no solo hay que escribir, sino predicar con el ejemplo. Así que todos tenemos que pasar por la casilla de salida y aventurarnos a alguna que otra prueba a lo largo de la temporada, como el Triaroc half. La larga distancia se la dejo a mis queridos compañeros, que son todos unos grandes triatletas. Yo ya dije en su momento que no hago larga distancia por ahora y no pasa nada (aunque el protagonista del artículo acaba de ganar la 25 edición del Ironman de Lanzarote… vaya por Dios, nunca digas de este agua no beberé y este triatlón no correré).

TriaRoc es un triatlón de media distancia que tiene lugar en  Manzanares el Real, municipio que se consolida por cuarto año consecutivo como uno de los lugares más representativos de este deporte en la Comunidad de Madrid y en un entorno precioso, todo hay que decirlo, una verdadera pasada para todos los que vivimos en Madrid, a ver quién se atreve a decir lo contrario después de ver esta foto:

162

Embalse de Manzanares, donde tiene lugar la natación del Triaroc con la Pedriza al fondo

La Organización, los voluntarios  y todo lo que rodea a esta prueba la hace digna merecedora de todos los elogios que año tras año recibe por parte de todos los que participamos en ella. Ole, ole y ole. Y si encima le añadimos que todo mi Club Triatlón Samburiel entrena por la zona y se acerca por allí a animar, pues qué quieres que te diga, que siempre voy a estar atenta a la apertura de dorsales que suelen volar en pocas semanas, tanto para distancia half, como olímpico y cros.

144

Feliz de correr con mi Club de Triatlón Samburiel

El pasado 29 de mayo hacía un fresquete considerable en Madrid. Y por la zona de la sierra, todavía más. A las 8 de la mañana el termómetro marcaba 8 grados y el cuerpo no pedía precisamente bañarte en el embalse. Como hacía pocas semanas que ya habíamos vivido la suspensión del agua en el Ecotrimad, había serias dudas de si íbamos a nadar o no. Pero afortunadamente la medición de la temperatura del agua marcaba 16 grados, así que ¡¡¡señores triatletas, a la salida, que nos vamos!!

151

Salida de la primera tanda masculina

157

Salida femenina del Triaroc Half

150

En Planeta Triatlón disfrutamos en cada prueba… ¿o no?

Nadar aquí para los que no somos grandes nadadores te hace sentirte como un delfín. Reconozco que es una maravilla poder deslizar y aplicar toda esa teoría que llevamos dentro y que hemos ido puliendo durante todo el invierno. Un poco heladora sí estaba el agua, todo hay que decirlo, pero la salida se hizo desde la orilla y o te metías, o te metías. Este año la cosa pintaba muy nublada desde primera hora, así que no hubo problemas con el sol de frente ni con los pasos por las boyas. Natación muy cómoda y sin grandes patadas. Cierto es que la salida femenina es la última de todas y el número de participantes es menor a la masculina, así que en pocos minutos empiezas a pasar gorros de todos los colores y te empiezas a venir arriba.

Salimos del agua con todas nuestras superenergías para coger la bici y empezar a dar pedales. Es zona conocida y sabemos perfectamente cómo es el perfil de este recorrido de 3 vueltas a un circuito que va desde Manzanares pueblo hasta Colmenar Viejo en paralelo al carril bici. Circuito cerrado al tráfico y sin ningún peligro donde se puede ir tranquilo y concentrado, ¡¡bien!!

168

El único “pero” que había era saber qué gaitas te ponías para andar en bici. Con el mono calado y el viento que empezó a soplar, te quedabas helado. Pero tienes unos instantes para decidir qué te pones, o aciertas o te equivocas. Bueno, al lío. Una vez metida ya en harina, por esta zona de la sierra se puede rodar muy bien y coger velocidad. Zona típica de entreno para las cabras en Madrid. Muy buenas sensaciones y muy buen ambiente entre todos los triatletas con los que intercambié alguna que otra broma sin que nos vieran los jueces (es broma… ¿eh?). Pero lo cierto es que pasé bastante frío en la bici, así que intenté ir más rápido para entrar en calor. En la segunda vuelta parecía que Eolo había bajado para asistir en primera persona a la prueba, madre del amor hermoso qué viento en contra más molesto conforme avanzábamos hacia Manzanares. Típico día que sales a rodar y no pierdes la rueda del de delante ni en broma, pero como ese día no estás rodando sino en un triatlón sin drafting, pues hay que aguantarse e intentar avanzar como se pueda.

Tercera vuelta superada y a boxes que nos vamos para dejar la bici y pasar al sector carrera a pie, que junto con la bici es donde realmente me lo paso bien. Un tiempo realmente bueno para correr porque todo el fresquito que hacía en bici, se agradecía a la hora de ponerse a correr en paralelo al embalse. Son 4 vueltas a un circuito muy llevadero y muy agradable. Y si encima, la persona que te da la pulsera cada vez que terminas una vuelta es la gran triatleta Eva Valero, pues ni te cuento. Muchas gracias Eva, por tus ánimos y tu simpatía siempre.

 

correr

 

Terminamos la prueba con un tiempo de 4:50:33, un precioso tercer puesto en categoría V1F y feliz como una perdiz. Pensando ya en el próximo, como todos vosotros. Un diez a la organización del Triaroc de Manzanares el Real, no me extraña que agoten dorsales año tras año.

Sigo pensando que cuando disfrutas es cuando realmente salen las mejores carreras. ¡¡A seguir disfrutando y a seguir superándonos en la próxima!!

meta