Mi duatlón comenzó el viernes por la tarde, justo al salir por la puerta de mi trabajo en decathlon sonó el pistoletazo de salida.

En ese momento me monte en la bici de carretera y salí corriendo para recoger las dos mochilas y juego de ruedas que llevaría cargando bajo la lluvia hasta el punto de encuentro con el blablacar que me llevaría hasta Alicante. ¡Si señores! me fui y volví del campeonato de España en blablacar. El buen hombre tuvo la cortesía de dejarme en el aeropuerto de Alicante donde esperé pasada la media noche el vuelo con retraso de mi compañera de equipo y ganadora de la prueba Mavi García.

Un sábado con menos de cinco horas de sueño, un rodaje pasado por agua y todo el ajetreo de recogida de dorsales,dejar las bicis en la zona de transición… Nos dejó exhaustas y con poco tiempo de poder descansar.

yessica pérez

Foto: Yessica Pérez

A pesar de todo un maravilloso y soleado día de domingo nos esperaba a estas dos grandes amigas y compañeras de equipo. La tensión se palpaba en el ambiente desde que sonó el despertador, «¿Yo nerviosa? Noooo, ¿Y tu?», «No, yo tampoco!, seguida de risitas llenas de nerviosismo.

Llegamos a la carrera y tras preparar el material y el pis de ultima hora, vamos a calentar, y extrañamente te dan dolores en partes que nunca te habían dado, uhm. ¿Es el gemelo, el isquio, no la rodilla tal vez?

yessica pérez

Foto: Yessica Pérez

De repente te acuerdas de la única tarde que te quedaste en casa a descansar tras nueve de trabajo y te saltaste el entrenamiento, sientes que todo el mundo está mas preparado que tú, y mientras te colocas en la linea de salida te preguntas ¿Pero que hago yo aquí otra vez? ¡con lo que sufrí el año pasado! El sonido de todos los garmin sincronizados me despierta y sin darme cuenta me encuentro corriendo a ritmos inimaginables para mí, en el grupo perseguidor de la gran Mavi García, que impuso su ritmo desde principio a fin, a pesar de su velocidad  cada vez que me veía siempre tenía una palabra de ánimo (no se ni como ya que a mi me faltaba el aliento). Durante la carrera a pie mi único objetivo fue intentar no perder mucho tiempo de la cabeza de carrera para que una vez montada en mi bici la fiesta comenzará cuanto antes.

Y así fué gran remontada en una bici que disfrute desde principio a fin motivada por los ánimos de los competidores y las palabras de afecto y miradas cómplices con mi compañera.

Los últimos 8km los corrí con el corazón porque ni mis piernas ni mi cuerpo me escuchaban, los recuerdos de esa chica que pedaleaba bajo la lluvia en busca de su blablacar, los días que tras entrenar sin tiempo para comer me fui a trabajar, las amistades y el amor que perdí por ir a entrenar, por ser egoísta y luchar por este sueño, todos esos días una imagen del sueño me mantenía a seguir adelante y que me persiguió hasta que se ha convertido en realidad, aquí os comparto la imagen con la que soñé despierta cada día.

yessica pérez

Foto: FETRI

Y así finalizó mi carrera con una soñadora que se agarraba entre lágrimas a su compañera de equipo tras cruzar la línea de meta y tras conseguir el título de Subcampeona de España en duatlon de larga distancia.

Destacar la gran compañía de Guerra’s brother, Chiska y Ángel que fueron la guinda del pastel de este fantástico fin de semana que acabó con una feliz chica que esperaba sentada por 2h en la acera a que llegara su blablacar, con una medalla de plata colgada de su cuello.