Durante estos meses el tema del drafting ha estado muy presente en cualquier charla triatlética, como ya pasara otros años tras la disputa de los Ironman de Mallorca, Barcelona y Hawái. En esas charlas he escuchado muchas propuestas de soluciones, y en este aspecto, si hay alguien que de verdad pone medios en sus pruebas para evitarlo en la medida de lo posible es Ximo Rubert, cabeza visible de A300w, y organizador del circuito No Drafting Series.

Este fin de semana, en Guardamar del Segura, se optó por un formato distinto como es el contrareloj, saliendo los triatletas separados por 30 segundos.

Triatlón de Guardamar

Foto: Fernando Santander

Gracias a este formato, se pudo disputar a la vez un distancia sprint y un olímpico al mismo tiempo sin ningún tipo de problema en unos circuitos urbanos, variados y divertidos que resultaron del agrado de todos los participantes.

En la distancia sprint, María Calleja se llevó la victoria en categoría femenina por delante de Alba Martín y Paula Chafer, mientras que Arturo Galián hizo lo propio en hombres por delante de Mateo Pesquer y Andrés Penalva.

Triatlón de Guardamar

Foto: Fernando Santander

En la modalidad olímpica, en féminas Miriam Muñoz se alzó con la victoria por delante de Leonor Font y Aida Fábrega, mientras en categoría masculina pude subir a lo mas alto del podio acompañado de Mario López y Rubén Peñuela, aunque cabe destacar la rigurosa descalificacion de Francisco Fernández Cortés, inicialmente ganador con una renta superior a los 6 minutos sobre mí, por la utilización de un mono con mangas en una prueba de corta distancia.

Con esto, un servidor se despide temporada de triatlones hasta 2017, quedándome tan solo el Duatlón de Culla como última prueba del año y que pondrá a su vez punto final al circuito No Drafting Series 2017 y a la Copa de España de Duatlón de larga distancia.

¡Saludos!

Triatlón de Guardamar

Foto: Fernando Santander