Hace unos días hablábamos de la báscula de bioimpedancia como el método más aproximado y sencillo para desde casa calcular nuestro peso, porcentaje de músculo y porcentaje de masa magra y grasa. Pues bien, la pregunta ahora tiene que ser ¿y cuál me compro? Es una decisión importante, dado que el elenco de posibilidades que existe en el mercado es amplio.

Obviamente la primera pregunta que nos tenemos que hacer es cuánto nos queremos gastar. Nos estamos quejando cada dos por tres de que el triatlón es caro, así que tratemos de no echar más leña al fuego. Así que vamos a ir de más barata, a más cara. Está claro que hay otros factores que han de importar en nuestra decisión, como puede ser el número de memorias o la calibración, pero ahí las diferencias puede que no sean tan sustanciales. Aparte hay que tener en cuenta una cosa: estamos hablando siempre de que las básculas de bioimpedancia son un método aproximado para saber nuestro porcentaje de grasa, y personalmente creo que la diferencia entre tener un nueve por ciento de grasa y un diez, es más que relativo. Creo que compete más a nuestro ego, que a la eficacia de nuestra zancada en el segmento a pie de un ironman.

Así que tratemos de mirar estas cosas con perspectiva 🙂

Omron BF 508

Omron

Esta es la que tengo yo, y la verdad es que estoy contento con ella. Me costó acostumbrarme en su momento, en la medida en que yo venía de las básculas tradicionales (en las que vas, te pesas, y punto), y hasta que no cogí la rutina de pesarme siempre en las mismas condiciones, me volvía loco.

Pero una vez que te acostumbras a -por ejemplo en mi caso, pesarme todos los lunes por la mañana, media hora después de levantarme- es una maravilla, porque te permite llevar un control exhaustivo de tu peso (el margen de error es únicamente del 0,5%). Cuenta con cuatro electrodos (dos en la barra superior y otros dos en la zona de los pies), así que es muy precisa.

Cuenta con memoria para cuatro personas distintas. Como pega diría que de una sola persona, guarda el último dato. Es decir, si un lunes me peso, al revisar los datos me los compara con los de la semana anterior, pero no me permite mirar más tiempo atrás. Esto obliga a tener una hoja excel en la que guardar la información. Vuelvo a lo mismo, una vez que te acostumbras, sin problema.

¿El precio? 69,99 euros en Amazon.

Pesa 2,2 kgs y necesita cuatro pilas.

Beurer BF100

La principal virtud de la Beurer BF100 es la memoria que tiene: guarda las treinta últimas mediciones para diez personas, frente a una sola medición que preservaba la Omron BF 508. Aparte, permite enviar los datos de manera inalámbrica al ordenador.

Es muy precisa, tanto en la medición superior como la inferior, dado que cuenta con ocho electrodos. De hecho analiza el porcentaje de grasa corporal por partes, separando de tronco para arriba, y piernas. El margen de error es de 0,1%.

Aparte, indica el metabolismo basal.

Precio: 129,00 euros en Amazon

Tanita BC-601 Segment

Esta es la que tenía mi nutricionista de Barcelona. La principal diferencia con respecto a la Omron BF 508 es el margen de error, que en este caso es de apenas el 0,1%, es decir, insignificante. A partir de ahí, también tiene memoria para cuatro usuarios, con la ventaja de que viene con una tarjeta SD incorporada que permite exportar los datos al ordenador, incluso a un programa propio, el Bodyvision (que por cierto no está en castellano, dato a tener en cuenta).

Tiene modo normal y modo atleta, que para nuestro caso, pues oye, viene bien.

El precio comienza a picar: 165,68 euros en Amazon

smartLAB®fit+

Esta báscula ya es para aquellos a quienes el precio les dé absolutamente igual, seamos francos. Estéticamente gana por goleada a las otras tres básculas que hemos comentado, aparte de que cuenta con un módulo integrado con la transmisión de datos de manera inalámbrica ANT y permite integrarse con telemedicina y aplicaciones de estilo de vida. Es decir, es extremadamente completa.

Determina la grasa corporal, el porcentaje de agua, la masa muscular y ósea, permite ocho perfiles de usuarios y -atención, que esto tiene tela- con el reconocimiento automático de cada uno de ellos.

El principal defecto es, como he dicho, el precio. Alcanzable solo para unos pocos: 385,82 euros en Amazon.