Una vez más un ciclista es atropellado en la carretera. Pero esta vez, las cámaras lo han grabado y bien grabado. Dani Rovira se encontraba en Francia rodando la película «Los planes de otro», un film para dar visibilidad al síndrome de Rett, cuando tuvo lugar el accidente. Un grupo de tres ciclistas, incluido al actor, fue arrollado por detrás por un coche. Dani Rovira ha compartido el vídeo con las terribles imágenes del atropello en sus redes sociales. El impactante suceso fue grabado por su compañero Martín Giacchetta, que resultó el peor parado de todos.

El accidente ocurrió en Francia.  El grupo de ciclistas pedaleaba en ruta para visitar en Roma al Papa Francisco en la cuarta de once etapas. Dani Rovira conoció hace tiempo a un padre cuya hija acababa de ser diagnosticada con el síndrome de Rett, una enfermedad rara que afecta al sistema nervioso. Desde ese momento, el actor malagueño ha hecho suya la lucha de ese padre y se propuso ir en bicicleta desde Barcelona hasta Roma para hablar con el Papa Francisco: «Sin ser creyente, fui consciente de que era una oportunidad muy chula porque el Papa es un influencer», declara al diario ABC.

El accidente

El conductor, según explicó después del terrible atropello, iba con el móvil. Se le cayó, intentó recogerlo y en ese instante nos arrolló. Declaró que no nos vio. Y pasó lo que pasó. Podía perfectamente haber matado a tres personas», ha declarado Giacchetta.

«Nadie entiende por qué no nos pasó. El peor golpe me lo llevo yo. Luego, Dani Rovira y Paco se llevaron también un gran golpe. Pero no nos pasó nada. Es increíble cómo se parte dos bicicletas y la mía, solo la rueda. Salió volando y solo se rompió la rueda. Ninguno de nosotros se rompió ningún hueso. Una cosa increíble», relató.

«Estamos aquí porque aún no nos tocaba irnos…», escribe el actor malagueño en su cuenta de Instagram.

Sin lesiones

Pese al fuerte golpe, no hubo que lamentar huesos rotos. Dos bicicletas quedaron partidas y otra salió volando. «No sentí miedo» «Sabemos cómo sucedió porque se grabó», explica el actor en una entrevista a ABC. «Estuve todo ese día en shock, no sentí miedo, eso me llegó al día siguiente cuando tuve que volver a montar en la bicicleta. Ahí fue cuando me empezaron a temblar las piernas. Fue un punto de inflexión en el documental y una metáfora de lo que te puede pasar: hoy te atropella un coche, mañana te toca la lotería y pasado te diagnostican esclerosis múltiple, la vida es así».