El pasado 25 de noviembre Javier Gómez Noya no fue el único que se quedó con la miel en los labios de la Triple Corona. La suiza Daniela Ryf se vio superada en línea de meta del Ironman 70.3 Bahrain, relegada a la tercera posición, y sin la posibilidad de hacerse con el millón de euros que concede la organización al deportista capaz de ganar tres pruebas a lo largo de la temporada: Ironman 70.3 de Dubai, Campeonato del Mundo de Ironman 70.3 y el citado Ironman 70.3 Bahrain.

Javier Gómez Noya no tuvo el día. Él mismo lo reconoció en redes sociales al poco de acabar la prueba. En el caso de Daniela Ryf, que este sábado fue escogida mejor triatleta del año por los lectores de la revista alemana Triathlon, tampoco. «Sufrí problemas estomacales, así que no pude dar el máximo mientras corría«, reconoció en una entrevista concedida esta semana al canal televisivo SFR. «En meta me alegré de haber sido capaz de sobrevivir a los 21 kilómetros finales. Fue más una lucha contra mi que contra mis rivales«.

Intratable en los últimos años, en los que apenas ha concedido victorias a sus rivales, y cuando lo ha hecho ha sido aquejada de algún tipo de lesión, no le pone ningún tipo de pero al año. «Mi temporada ha sido absolutamente brillante«, aunque reconoce que «por supuesto que hubiera querido ganar el millón de euros«, como ya logró en 2015, convirtiéndose así en la única deportista que por el momento ha sido capaz de lograrlo. Lamentablemente, «también es humana«.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon