Mientras que algunos triatletas como Sebastian Kienle, ganador en Ironman Cozumel, o Lionel Sanders, ganador en Arizona, decidieron alargar el estado de forma con que alcanzaron Kona 2017 para sellar su clasificación para el Campeonato del Mundo de Ironman de la próxima temporada, otros como la suiza Daniela Ryf han optado por tomarse un respiro tras un año duro y exigente. No en vano la discípula de Bret Sutton ha vuelto a hacer doblete en Hawaii y el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3, algo de lo que muy pocas deportistas se pueden vanagloriar.

En la última entrevista concedida a un portal suizo, Ryf habla de todo lo que conlleva practicar un deporte para el que, como ella misma ha reconocido en otras ocasiones, está fisiológicamente más adaptada. «Hay mucha soledad en una carrera como ésta. Se lucha contra la naturaleza, contra el viento, el calor, la humedad. Eso es fascinante«, afirma. Mucha gente, aquellos que aún no han probado los 226 kilómetros, se preguntan qué pasa por la cabeza de un deportista de élite durante tanto tiempo de competición. Daniela lo tiene claro: «Algunas personas viajan a Japón a meditar. Para mí, correr un Ironman es un tipo de meditación«. «Estás tan ocupado contigo mismo que descubres muchas cosas sobre ti», reconoce la tres veces Campeona del Mundo de la distancia. «Lo óptimo, a veces, sería no pensar en nada, pero los humanos ya no nos lo podemos permitir, siempre estamos haciendo algo«.

Está claro que hay que aprender a lidiar con el dolor. Javier Gómez Noya ya lo dijo en su momento: «Las pestañas son lo único que nunca me ha dolido«. Daniela va en la misma línea. «Hay que aprender a lidiar con el dolor, e incluso a veces es necesario. Sabes que cuando te bajes de la bici y aun te quede un maratón por delante, te va a doler todo, así que hay que aprender a entrenar con fatiga«.

Para tratar de paliar sus síntomas, Ryf no es como la mayoría de los triatletas: «Cuando tengo alguna contractura, me masajeo con un rodillo. Y al fisio voy una vez a la semana«.

Habrá que ver qué le depara 2018. Tras tres victorias seguidas en Hawaii, una cuarta le pondría sin duda alguna entre las tres mejores triatletas de la historia.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon