Ayer hablábamos del gran reto al que se enfrenta Javier Gómez Noya el próximo 13 de octubre, cuando se celebre el Campeonato del Mundo de Ironman: vencer en su primera participación, algo que no ocurre desde 1996, cuando lo lograse Luc Van Lierde.

Y es que pese a la calidad que atesoran todos los favoritos, la Isla no perdona: calor, humedad y viento hacen la prueba extremadamente dura. Todos somos conocedores de la calidad que atesora El Capitán y sabemos que es capaz de vencer en su primera participación, como ya comentamos hace meses en un artículo, pero hoy queremos analizar cómo les fue a sus rivales en su primer enfrentamiento ante la exigencia de Kona.

Una de las grandes ausencias, el alemán Jan Frodeno, es de los que mejor ha rendido en su primera aparición en The Big Island. Fue en 2014, cuando logró hacerse con la tercera plaza por detrás de Sebastian Kienle y el norteamericano Ben Hoffman. El que fuera campeón en las dos siguientes ediciones, las de 2015 y 2016, completó el recorrido en un tiempo de 8:20:32, a casi seis minutos de su compatriota Kienle.

Patrick Lange también se puede jactar de subir al podio en su primera participación. En el que hasta el momento era su segunda incursión en la larga distancia, tras su victoria en Texas 2016, el discípulo de Faris Al Sultán sorprendió a propios y extraños con una maratón memorable que le alzó hasta la tercera posición, solo superado por Jan Frodeno y Sebastian Kienle, en el que suponía el primer podio alemán en casi veinte años, desde que en 1997 lo lograsen Thomas Hellriegel, Jürgel Zäzk y Lothar Leder.

De los favoritos, el peor parado es Lionel Sanders. El canadiense debutó en Kona en 2015 con un decimocuarto puesto. Un año después incluso le fue peor, ocupando la vigésimo novena posición. De hecho, tras una muy mala natación en Kailua Bay, dijo que no volvería a Kona hasta que no aprendiese a nadar. Afortunadamente mejoró su técnica y en 2017 ya luchó con los mejores en el primero de los segmentos, tras varios meses preparándolo de manera específica.

Sebastian Kienle debutó en Kona en 2012, con apenas 28 años recién cumplidos, y lo hizo con un cuarto puesto. Venía ya con vitola de favorito, tras hacerse apenas un mes antes con el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3.

Conclusión

¿Puede Javier Gómez Noya vencer el próximo 13 de Octubre? Sí, puede, por supuesto. ¿Lo va a tener difícil? Sí, también. Pero sabemos que está acostumbrado a darnos alegrías y no hay muro que se le resista