El pasado lunes se presentó la colección 2018 de la firma italiana especialista en calzado ciclista que llevan, entre otros, Fernando Alarza, Albert Moreno o el ciclista de Team Sky Elia Viviani. Entre las novedades presentadas destacan dos modelos exclusivos para la práctica del triatlón, la DTR1, evolución de la popular T1, y la DT1.

La marca transalpina, fundada en 1996 y que da trabajo a más de 1.800 personas en todo el mundo, continua confiando en la rapidez y eficacia del cierre BOA® para su inédita DTR1. Igualmente, la suela de la nueva bota es 100% confeccionada con carbono Toray MR60+ y con una zona porosa antideslizante. Sin embargo, el “upper” es completamente renovado, mucho más aireado, facilitando el secado del pie y mucho más confortable.

La DTR1 cuenta con una adaptación muy novedosa, que puede ser muy interesante de cara a ahorrar segundos en la primera transición. Es una pestaña -o gancho- situada en el lateral interior de la zapatilla que contribuye a una mejor colocación de la misma. Sin duda, un detalle revolucionario que será muy valorado entre los triatletas más exigentes.

La otra zapatilla de triatlón presentada en el Meeting anual de DMT ha sido la desconocida DT1. Es un modelo de gran calidad con un precio más asequible que la DTR1. Utiliza el nuevo “upper” confeccionado por DMT asegurando un buen secado tras el segmento de natación y un excelente confort en marcha. También incluye la pequeña pestaña/gancho para facilitar una rápida primera transición. Sin embargo, se diferencia con su hermana mayor en que en esta el cierre es de velcro y su suela, que es a base de un compuesto de fibra de vidrio y carbono. Seguro que será una zapatilla perfecta para triatletas noveles.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon