En Planeta Triatlón creemos que a Ricardo Abad en Tafalla, su localidad de nacimiento, le tendrían que poner urgentemente una calle con su nombre y una estatua. Porque lo que ha hecho a lo largo de 2015 está al alcance de muy pocos. Iba a decir privilegiados, pero quizás no es el adjetivo. Quizás es más bien al alcance de muy pocos luchadores.

100 pruebas de larga distancia en un año. Cuando, como ha dicho él en facebook, ya preparar uno supone un reto que cambia por completo la vida de quien lo prepara. Si es cierto que la persona que empieza un ironman no es la misma que lo termina, el Ricardo Abad de 2016 no tiene absolutamente nada que ver con el Ricardo Abad de 2015.

Las cifras marean:

  • Seis competiciones oficiales.
  • Dos en estático.
  • Un decaironman: Reto 10 Laboral Kutxa.

Y en kilómetros: 22.148kms, desglosados en:

  • Natación: 372,4kms.
  • Bicicleta: 16.640kms.
  • Carrera a pie: 4.135,6kkms.

Una brutalidad. Para quitarse el sombrero.