Si no existiera Eliud Kipchoge, habría que inventarlo. Lo repetimos cada vez que hablamos de él y no nos cansamos de hacerlo. Conocer a Kipchoge es reencontrarse con muchos de los valores que el deporte debería abanderar y que por desgracia, no siempre consigue.  Con motivo de la celebración el pasado 28 de abril del Maratón de Londres, se estrenó un cortometraje desde el interior del training camp donde se concentra Eliud Kipchoge en Kaptagat, Kenia. Un verdadero regalo de humildad, sencillez y manifestación de la filosofía de vida que han convertido a este corredor en el mejor corredor de maratón de todos los tiempos.

El corto permite adentrarnos en la habitación que Kipchoge comparte con otro atleta. Sencillez absoluta, que ya habíamos visto en anteriores ocasiones, pero que vemos que no cambia a pesar de convertirse en el plusmarquista mundial de todos los tiempos. En la pared de su habitación, junto con otras fotos, destaca la que tiene corriendo junto con sus tres hijos, su gran pasión, como ha revelado en dos fotos publicadas en los últimos días disfrutando con su familia.

Eliud Kipchoge

Foto: Eliud Kipchoge

Eliud Kipchoge pasa gran parte de la temporada entrenando en Eldoret, la capital de la región, a 30 kilómetros de Kaptagat, donde se encuentra el campus de entrenamiento, un remanso de paz en medio de la nada. Es duro vivir tanto tiempo alejado de la familia, pero el mejor corredor de maratón de todos los tiempos sabe perfectamente que el éxito llega del sacrificio, por eso pasa de lunes a sábado concentrado en este campamento rodeado de sus compañeros, que son la clave de su éxito. Para él, el deporte no es algo individual. Estar lejos de su familia es un sacrificio, pero es algo necesario para poder llegar hasta donde ha llegado.

A Kipchoge le encanta pasar tiempo con su familia, lo que le inspira a trabajar duro e incluso a ganar unas cuantas maratones. Acaba de ganar por cuarta vez el Maratón de Londres en 2:02:37, consiguiendo su segunda mejor marca personal y también de la historia, tras su marca de Berlín 2018. Comenzó su andadura en 2003 al ganar su primer título mundial individual en los campeonatos mundiales de cross de la IAAF, estableciendo el récord mundial junior y desde entonces no ha parado.

Su fama empezó a dispararse tras ganar medallas año tras año y en 2019 recibió el Premio Laureus por la mejor hazaña deportiva del año, Berlín 2:01:39.

Objetivo, bajar de las 2 horas el próximo mes de octubre

El actual poseedor del récord mundial de maratón y medallista olímpico en tres ocasiones acaba de anunciar que intentará bajar de las dos horas en una maratón el próximo otoño de 2019, en  Londres. Aunque no se ha confirmado la fecha, la organización del evento tiene señalado el 13 de octubre como fecha predilecta si el tiempo y las autoridades lo permiten. Si hay alguien que puede hacerlo es el discípulo de Patrick Sang. El año pasado consiguió batir el récord mundial ‘legal’ en 78 segundos al conseguir una marca de 2:01:39 en la maratón de Berlín. Mucho más reciente es el tiempo conseguido en Londres, donde consiguió el segundo mejor tiempo de la historia con 2:02:37. Como ha dicho Kipchoge, «No se trata de la IAAF, sino de la historia. Quiero dejar un gran legado» y una parte importante para que consiga ese objetivo es la fuerza que le dan sus hijos cuando él está concentrado y entrenando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

My children are my greatest passion, I love spending time together at home in Kenya.

Una publicación compartida de Eliud Kipchoge (@kipchogeeliud) el