Las aguas vuelven a su cauce y Eneko Llanos tendrá un 2019 tranquilo en el que volverá a contar con el apoyo de BH. La marca vitoriana, que este año cumple un siglo diseñando bicicletas, ha dado marcha atrás en su idea inicial de dejar de patrocinarle.

De esta manera a su fuerte apuesta por el triatlón de corta distancia, en el que cuentan con nombres como Mario Mola, Fernando Alarza o Antonio Serrat, hay que unir también la permanencia en larga. El incentivo, la presencia en el Campeonato del Mundo de Ironman que Eneko logró el pasado mes de noviembre con su victoria en Ironman Arizona.

«Catorce años de Ironman, catorce años rodando juntos (2005-2018)» escribía ayer Eneko a través de su cuenta de Instagram. «Durante este tiempo muchos grandes momentos, otros no tan buenos, pero siempre mirando al futuro con ilusión. Hoy me alegro de poder anunciar que continuamos juntos ese camino por el que apostamos en el 2005«.

La noticia corría como la espuma y las reacciones no han tardado en llegar. Más de 2.000 likes y casi cien comentarios, entre ellos de triatletas de referencia como Rubén Ruzafa, Emilio Aguayo o Emilio Martín. Este último fue de los primeros en mostrar su apoyo cuando, hace algo más de un mes, llegaba la noticia de su ruptura con la marca. «Si de mi dependiera no te iban a faltar bicis mientras tuvieras ganas y fuerzas para seguir montando… El que entienda estas cosas que me lo explique«, escribia el onubense.

Pero afortunadamente, como decíamos, la logica se ha impuesto. En un año convulso en el que hemos visto a triatletas de primer nivel como Richard Murray -fichado por BMC-, Bart Aernouts -por Ceepo-, o Saleta Castro -Cervelo-, cambiar de bicicleta, Eneko Llanos volvera a rodar por la Queen K a lomos de su BH Aerolight.