Judit Izquierdo nos cuenta cómo es eso de dejarse llevar por la motivación del triatleta y cómo «salpica» a su entorno y la familia. ¿Cuántas veces hemos oído eso de «y tú, ¿no te animas con el triatlón?«. Una visión irónica (y con bastante humor) sobre la relación del triatleta con su pareja en los primeros días de entrenamiento juntos.