De cara a los amigos, sobre todo a aquellos que no hacen bici con los que puedes alardear de tus tiradas en carretera de 100km uniendo pueblos, ninguno de nosotros es un globero.

Globeros son  los otros, los que acaban de comprarse una bici y no saben que es un 53, los que salen en bici con la camiseta de propaganda de Neumáticos Pepito o lo que es mejor aún, los que salen en bici en chándal.

Antes el chándal era para hacer deporte, y ahora es la ropa con la que vamos al sitio que sea a hacer deporte…la vida cambia my friend! …pero de esto no voy a hablar hoy.

Volviendo a los globeros. Todos nos reímos de ellos al llegar a tomar la cervecita, les adelantamos con maldad por los caminos, en los boxes de triatlón miramos sus bicis de montaña del Carrefour…

Pero…y aquí viene mi reflexión. Creo que en cierto modo echamos de menos esos tiempos. Echamos de menos no tener que pensar en comprar los últimos calcetines amarillos de moda y poder ponernos tranquilamente los calcetines negros de hilo que usaste el día anterior.  No tener que pensar en la badana de gel o de foam o de espuma de cerveza y poder ponerte el bañador modelo hawaiano descolorido del cloro de la piscina.  No tener que saber la diferencia entre aceites de seco o de mojado para la cadena, o de ceras. Yo cuando me dijeron que le pusiese cera a la cadena pensé en encender una vela e ir dejando caer gotitas en los eslabones. Ups!

Personalmente a veces me siento presionado porque salgo con gente y no paran de preguntarme por el material de mi bici, que si llevas xt trasero, slx delantero, que si el sillín ese es el inferior a otro que es más cómodo y que no te pone el culo como el de un mandril, que si mi horquilla es la Pepito o la Juanito,etc. Y sobre todo en la de carretera. Que si esa pista de frenado es de aluminio, que si carbono, el tipo de carbono, que si el ppm, las rpm, el VO2 , las bombonas de CO2…¿¡somos físicos, químicos o ciclistas!?

A veces la ignorancia (y el pasotismo) es la mayor de las alegrías. Así que en cierto modo, y con enorme alegría os digo:

“Señores, yo soy globero”


¿Te ha gustado este artículo? Recibe más similares en tu correo.