Has dedicado horas y horas a entrenar para perfeccionar la técnica, horas de repeticiones de ejercicios con el entrenador. Has entrenado duro durante toda la temporada y, probablemente hasta hayas dedicado sesiones extra de preparación para el gran día. Estás más que listo y preparado, pero hay tres errores muy comunes que podemos cometer justo el día de la competición. Evita estos errores y céntrate en hacer una buena carrera.

Error #1: Hacer experimentos antes del día de la prueba

Ser un triatleta de primer nivel requiere tener desarrollada una rutina diaria. Esto implica llevar una dieta saludable, comer regularmente y cuidar nuestro nivel de hidratación. Es mejor ir ajustando nuestra alimentación al principio de temporada y cuidar todo lo que tiene que ver con ella. Pero intentar hacer cambios el día antes de la carrera, no es el mejor momento para experimentar. Los experimentos, con gaseosa.

No hay que inflarse a carbohidratos la noche anterior a una gran cita. Dar al cuerpo más hidratos de los que puede procesar, podría afectar la digestión  e impedir descansar bien y levantarnos descansados el día siguiente. Y esto no es algo que afecte negativamente solo desde el punto de vista físico, sino también mental.

Así que una buena opción es elegir una cena bien equilibrada con la cantidad adecuada de carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales.

Pasta  con pollo y verduras es una buena opción para cenar. Incluir también algún snack ligero unas horas antes de acostarse puede ser un buen refuerzo para asegurarnos de que los músculos tengan suficientes reservas de glucógeno para tener los depósitos de energía llenas el día de la competición. Un yogur natural con cereales, por ejemplo, sería un buen complemento antes de irnos a dormir.

Aunque parezca de cajón, no está de más recordar el evitar alimentos ricos en fibra el día de la carrera o la noche anterior. Si bien la fibra es importante para la salud en general, no es imprescindible el gran día, especialmente si tu cuerpo no está acostumbrado a ella. Es mejor optar por pequeñas porciones de fruta y verduras, como por ejemplo algo de piña, unas cuantas cerezas o algo de brócoli.

fernando alarza running hidratación

Foto: ITU Media // Janos M. Schmidt

Error #2: No desayunar

Las prisas de última hora o los nervios precompetición son, a menudo, los motivos por los que muchos triatletas cometen el gran error de saltarse el desayuno. Desayunar, ya sea en casa, en de camino a la prueba o donde sea, proporciona un impulso metabólico crucial para todo triatleta, como de muestran los estudios. Ayuda a mantener el azúcar en sangre y los niveles de energía constante durante la prueba.

Esperar hasta mediodía para rellenar combustible no compensa la energía que hemos perdido por saltarnos el desayuno.

Si compites por la mañana, asegúrate un desayuno más o menos ligero. Si, por el contrario, compites por la tarde, el desayuno puede ser más fuerte. Puedes probar con diferentes desayunos en los días previos a tu carrera para ver qué es lo que mejor te encaja. Una buena opción es  pan tostado con mantequilla de nueces, cereales secos, yogur y fruta. Si eres de los que no te entra nada sólido al levantarte, puedes probar con un batido de fruta y leche.

Error #3: No llevar snacks

Los snacks son una importante fuente de energía en las carreras, pero algunas veces no llevamos suficientes, se nos olvidan, o no cogemos los correctos. Los mejores suelen tener una mezcla de proteínas y carbohidratos. La proteína es importante para mantener los niveles de azúcar y energía en sangre estables, y te ayuda a saciar el hambre. Algún ejemplo podría ser palitos de queso bajo en grasa, yogur, nueces, leche baja en grasa, humus o huevo duro.

Como los músculos dependen de los carbohidratos como combustible, tenemos que asegurarnos que incluyan una combinación de carbohidratos fáciles de digerir y de carbohidratos complejos.

¿Qué no debemos tomar? Pues todo aquello que contenga azúcares refinados como refrescos, dulces y postres. Trata de evitarlos el día de la carrera.

Lionel Sanders Kona 2017

Foto: Tom Pennington // Getty Images for IRONMAN

Fuente: swimswam