Una de las cosas más enriquecedoras que he hecho en lo referente al triatlón es trabajar como juez. Es un curso sencillo que se hace en un fin de semana (creo que depende de la federación que sea) y en el que se aprende sobre todo la normativa y reglamento.

El fútbol es algo que todo sabemos cómo funciona. Es un campo rectangular donde si el balón sale de la línea se llama “fuera de banda”, donde se saca con la mano excepto en los córner que es con el pie. Hay que meter el balón, esa cosa redonda, por la portería, y eso se llama gol. Gana el partido el que meta más goles. El mejor es Messi, o Ronaldo, o los dos. Los jugadores son ricos y se gastan la mitad de su sueldo en tatuarse. Tienen coches deportivos, se emborrachan, bailan samba, en fin, deporte puro y duro.

En cambio el triatlón es algo más difuso. No sólo porque los mejores no ganan ni la milésima parte que el delantero de un equipo de segunda, ni porque no hemos visto aún a Noya o Mario Mola en una discoteca bailando con alguna «potentorra». El triatlón, en el aspecto deportivo es y será siempre distinto. Es un deporte que para muchos es nuevo y la cosa es que no es algo que hayas visto de toda la vida en casa, al menos la mayoría, así que vas aprendiendo sus reglas a base de anécdotas y sobre todo de palos.

En la entrada de material en boxes, el check in, es el lugar donde más cosas graciosas nos encontramos los jueces. Todo el mundo sabe que se nada, se va en bici, y que después se corre, pero no todos saben cómo deben hacer bien cada uno de los pasos ni qué material pueden o no pueden usar.

En el acceso a boxes me he encontrado de todo.

  • Bicis con cesta delantera a lo Heidi, bicicletas de freestyle de esas que el manillar gira 360º y con los apoya pies saliendo de los ejes de las ruedas, bicis con alforjas. Lo que es más normal y mucha gente no sabe es que no se pueden usar “cuernos” o acoples en las bicis de montaña para los triatlón cross. Es una norma que viene en el reglamento. Así que en cada prueba se montan unos atascos brutales en el acceso a la T2 de gente quitando los cuernos a la bici.
  • Con los cascos también hay a veces confusiones. Un casco de moto no vale para la bici. O cascos de gente que hace patinaje o skate tampoco sirven.
  • La bici debe ser de carretera, para triatlón normal, y de montaña para triatlón cross. El resto de cosas no se pueden usar, o hay que desmontarlas. Con las bicis de carretera hay menos problemas, aunque aún hay algún despistado que viene a correr con una bici Fixie con piñón fijo y manillar “retropuntiagudo” o que quiere correr con los acoples de larga en una prueba con drafting.
  • Se me olvidaba. Una de las cosas que más hacemos en los check in es tapar los agujeros de los manillares. A muchos les faltan los tapones de la empuñadura, o al quitarle los cuernos se quedan al descubierto. Deben ir totalmente cerrados con tapones.
  • Con los nervios y el estrés también se falla mucho en el orden de las cosas. Es importante saber que no puedes desabrocharte el casco hasta que la bici no esté colgada de la barra de boxes. Ni al cogerla en T1 ni al soltarla en T2.
  • En la natación no hay tanto jaleo. Se nada con el gorro, gafas, y poco más. El neopreno puede ser obligatorio, opcional o prohibido según la temperatura del agua. Los “trajes trampa” deben ser aprobados por el juez o delegado de la prueba. Es importante saber que si el neopreno está prohibido NO se puede nadar con las medias compresoras puestas. Solo se pueden llevar puestas las medias compresoras debajo del neopreno.
  • En la carrera a pie también es fácil. Hay que correr. Una de las cosas que siempre hay que repetir es que el dorsal debe estar siempre visible. En la bici de carretera debe ir colocado visible desde atrás, en la bici de montaña no es obligatorio llevarlo en el portadorsal porque ya va en el manillar delante visible, y en la carrera a pie debe ir delante. Con esto los jueces somos unos pesados pero es que si no os vemos el número no os anotamos en las listas de control y después vienen las quejas.
  • La entrada en meta NO puede hacerse , en la mayoría de las pruebas, agarrado a familiares o con niños en los brazos. No es por aguar la fiesta al papi triatleta, se hace porque se han dado casos de tropezones en la alfombra del padre cargado con su bebé y os recordamos que las pruebas son federadas y todos están asegurados, pero no el bebé que llevamos en brazos.

Espero que estos errores que vemos a diario de juez os sirvan a algunos para responder algunas de vuestras dudas.

Sobre el autor de este artículo

JuanP Vázquez entrenador de triatlónEntrenador Nacional de TriatlónEspecialista en Larga Distancia y Rendimiento, Oficial de Triatlón (Juez), Biomecánico y Readaptador DeportivoIngeniero. ¿Necesitas un entrenador? Estaré encantado de explicarte cómo trabajo y así unirte a mi grupo de entrenamiento.
JuanP Vázquez Entrenador de triatlón