Ya os hemos contado que Javier Gómez Noya, pese a que a principios de temporada confirmó que participaría en las pruebas Abu Dhabi, Cape Town y Gold Coast, finalmente no será mañana sábado de la partida en la prueba que da comienzo de las World Triathlon Series. Tampoco estará Gwen Jorgensen, campeona femenina, así que nadie se ha sorprendido ni ha habido -a priori- reacciones a la extraña ausencia.

Según leído, David Prieto, su entrenador, ha declarado que ha habido una serie de retrasos en la preparación y han optado por ausentarse de la primera cita. Pero yo he de reconocer que me parecía raro. Vale que lo importante este año es la cita olímpica, pero Javier Gómez Noya no es precisamente de ausentarse de pruebas porque sí. De hecho, si recordáis, el gallego llegó a la primera prueba de las World Triathlon Series, y ahí estuvo, luchando por conseguir los primeros puntos.

Y me he puesto a buscar. Y tate. En el portal francés Trimes aseguran que les ha llegado la información de que Javier Gómez Noya podría estar lesionado, concretamente en la cadera. Sin conocer la gravedad de la lesión, sí que sería comprensible que el gallego quisiera jugar la carta de la precaución. Lo que -siempre según el medio francés- se comenta entre el resto de triatletas podría ser una fractura de estrés, similar a la que Jonathan Brownlee pudo tener a mediados de temporada el año pasado. Si es así, dado el tiempo que el británico pasó recuperándose, el ferrolano tendría que cambiar sustancialmente su planificación para la cita olímpica.

Como consuelo, hay que recordar que hace cuatro años Alistair Brownlee también empezó la temporada lesionado y después terminó llevándose el oro en Londres.