Nadie duda de la inmensa cuna de maratonianos que es la zona del Cuerno de África: Etiopia, Eritrea, Somalia y, por adicción, Kenia. Gobiernan el atletismo de larga distancia con puño de hierro desde hace décadas y no hay visos de que la perspectiva vaya a cambiar. El último y sorprendente caso, el de Amogne Sendeku Alelgn, corretor etíope que recientemente ha saltado a la palestra por ganar dos maratones en chancletas y calcetines.

El primero de ellos fue el Maratón Internacional de Jingyuan, en la provincia de Gansu, al noroeste de China. Solo una semana después, se ha hecho con la victoria en el Maratón Internacional de Songshan, en la provincia de Henan, también en China. El tiempo en esta segunda prueba fue de 2:28:02, y el premio recibido de 20.000 yuans, unos 2.600 euros al cambio.

Los aficionados chinos quedaron gratamente sorprendidos. Uno de ellos llegó a escribir en las redes: «Qué talento tiene. Comparado con otros corredores mucho mejor equipados, parece que sus sandalias le dicen al mundo que se puede correr sin ayuda de ningún tipo«. El propio Amonge, por su parte, le ha quitado importancia: «He tenido buena suerte«, dijo al acabar la prueba.

running etiope

Foto: AsiaWire

etiope sandalias

Foto: AsiaWire

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon