Hay noticias que ponen los pelos de punta, de esas que lees y quieres que no sean ciertas. Pero, desgraciadamente, la realidad muchas veces es más dura de lo que podemos imaginar. Y ésta es una de ellas. El joven nadador de 18 años, el lanzaroteño Alejandro Candela, una de las promesas de la natación en la isla, falleció repentinamente el pasado martes. El joven, ganador de las últimas ediciones de la Copa de Natación de Aguas Abiertas de Lanzarote, se retiró a descansar tras la comida y fue encontrado muerto en su cama, según han explicado fuentes cercanas a la familia

Las mismas fuentes apuntan a una “muerte súbita”, aunque a la espera de tener más información sobre esta trágica noticia. Por su parte, el presidente del Club Nadamás, al que pertenecía Alejandro, afirma no tener palabras tras conocer esta “desgracia”.

Alejandro Candela, que acababa terminar el curso el pasado viernes, ha ocupado en numerosas ocasiones las portadas de los medios de comunicación por sus victorias deportivas en distintas travesías a nado.

Alejandro Candela

 

Alejandro Candela se había convertido en una de las jóvenes promesas de la natación en Lanzarote y Canarias. Ha dominado con mucha solvencia las últimas ediciones de la Copa de Natación en Aguas Abiertas de Lanzarote y en 2016 se convertía en el primer lanzaroteño en imponerse en la Travesía a Nado El Río. Además, su trabajo se vio recompensado con varias mínimas nacionales y participando de manera destacada en diferentes Campeonatos de España.

 

Fuente: laprovincia