La XXXV edición del Zurich Maratón de Sevilla ha tenido hoy como protagonistas, además de los africanos y el recital que han dado batiendo récord de la prueba en ambas categorías, a dos atletas sorianos, Abel Antón y Fermín Cacho. Este año se cumplían 20 años de la histórica victoria de Antón en el maratón del mundial de Sevilla 1999, por eso la organización quería tener un detalle especial con él. Por eso, la medalla de finisher de todos los corredores que han terminado la prueba lucía la imagen del soriano imponiéndose hace ya dos décadas.

Cacho, campeón olímpico de 1.500 metros en los Juegos de Barcelona 92,  ha lucido el dorsal 92, del mismo modo que Abel Antón ha llevado el 354 (con el que ganó en Sevilla) y Martín Fiz el 95 (el año que ganó el Mundial de maratón en Goteborg). Nadie más llevará ese dorsal 354, pues la organización ha decidido retirarlo en honor a su gesta de 1999.

Fermín Cacho y Abel Antón

Foto: Zurich Maratón Sevilla

Fermín Cacho, que ayer cumplía 50 años, ha querido estar presente en el homenaje a su amigo Abel y tomar la salida, aunque no las tenía todas consigo, dado que llevaba entrenando apenas unos meses antes de la gran cita de hoy tras pasarse 13 años sin correr.

«He visto que sí se puede, aunque para mí ha sido como correr la maratón entera cinco veces. Este año me he vencido a mí mismo. El próximo pasaré de media a entera», dijo tras cubrir la mitad de la distancia en dos horas, nueve minutos y 53 segundos.

Abel Antón sí ha terminado la carrera en un tiempo de 4h02:39 acompañando a decenas de personas, entre ellas varios sorianos que se habían trasladado a la capital del Guadalquivir para acompañar a Antón y Cacho en este día tan especial. El campeón olímpico de 1.500 metros en los Juegos de Barcelona 92 se sintió bien hasta la media, momento en que empezó a sufrir muscularmente. Esperemos que el quedarse a medias hoy para Cacho suponga la vuelta al entrenamiento de un gran deportista español que, aunque nunca ha sido amante de la larga distancia, atesora en su sala de trofeos un oro olímpico en el 1.500.