Debut soñado para Fernando Alarza en Ironman 70.3. El talaverano, que tras terminar las series mundiales tenía ganas de alargar la temporada, confirmó hace unos días su presencia hoy en Ironman 70.3 Cascais. Y no ha podido debutar mejor, ya que el discípulo de Omar González se ha hecho con el triunfo en tierras portuguesas.

Además haciéndolo como los grandes campeones, liderando la carrera de principio a fin: del agua ha salido con más de un minuto de ventaja sobre Joao Silva: apenas veintidós minutos y medio ha necesitado Fernando para completar los 1.900 metros en aguas del Atlántico. A partir de ahí, dos segmentos de bici diferenciados: uno primero, hasta el kilómetro sesenta, en el que ha podido abrir más distancia, llegando incluso a disponer de dos minutos de ventaja, y uno posterior hasta alcanzar la T2 en el que Kevin Rundstadler y Gustavo Rodríguez han logrado acercarse. Incluso tanto el francés como el gallego han llegado a superarle al bajarse de la bicicleta.

No obstante perder momentáneamente el liderato ha sido un mero espejismo y al calzarse las zapatillas de running Fernando ha vuelto a demostrar que hoy por hoy es uno de los mejores corredores del circuito, siendo capaz de completar la media maratón a 3’40”. Su tiempo final ha sido de 3:54:57. En meta ha logrado una ventaja de casi cuatro minutos sobre el segundo y tercer clasificado, Joao Silva y Filipe Azevedo, respectivamente.

Con esta victoria, la primera que consigue en media distancia, logra la clasificación directa para el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3, que en 2019 se disputará en Niza, siendo el primer español que lo consigue en categoría PRO para la próxima edición.

Así que si con las series mundiales no fuera suficiente, Fernando ya tiene un nuevo objetivo para la siguiente temporada.