«Saldremos a darlo todo como en cada carrera«, decía Fernando Alarza ayer en una publicación de la Federación Española de triatlón. El talaverano reconocía cierta falta de ritmo a causa de la lesión que le ha mermado el último mes y medio: ausencia en Leeds y décimoquinta posición en Hamburgo. «He tenido la suerte de hacer algún entrenamiento fuerte corriendo«, concluía ayer.

A tenor del resultado de esta madrugada en las Series Mundiales de Edmonton, donde ha terminado cuarto, parece que esos entrenamientos de calidad han dado sus frutos. El discípulo de Omar González ha estado en el grupo de cabeza durante toda una carrera en la que Mario Mola se ha llevado la victoria. Solo ha sido en los metros finales donde el australiano Jakob Birtwhistle, igual que hiciera en Yokohama, ha podido superarle. Sin duda alguna ha sido ahí donde le ha faltado a Fernando ese punto de ritmo que se tiene cuando estás al cien por cien.

No obstante, en redes sociales, nada más acabar la carrera, se mostraba muy contento con cómo se ha desarrollado la prueba: «Un cuarto puesto que me sabe a un gran resultado. Lesión totalmente recuperada y de nuevo compitiendo como me gusta«, escribía en su cuenta de Instagram.

Carrera rápida y furiosa hoy en Edmonton, un 4° puesto que me sabe a un gran resultado! Lesión totalmente recuperada y de nuevo compitiendo como me gusta! . . . Gracias por empujar en cada carrera!

Una publicación compartida de Fernando Alarza (@fernando_alarza) el

Con este resultado Fernando sube un puesto en el ranking de las Series Mundiales. Ahora mismo es quinto, a apenas 140 puntos del cuarto, el sudafricano Richard Murray, y 300 de Jacob Birtwhistle. Esperemos que en Montreal continúe por esta senda de luchar por los primeros puestos, porque sin duda alguna es lo que se merece.