Para ser conscientes de la dimensión del trabajo de Fernando Alarza simplemente hay que echar un vistazo al ranking de las Series Mundiales: pese a acumular cuatro carreras consecutivas en las apenas ha podido puntuar, conserva la cuarta posición, a solo 25 puntos del sudafricano Richard Murray y con uno de ventaja sobre el noruego Kristian Blummenfelt. Dos abandonos -el último hoy en Estocolmo, a causa de una caída-, un virus estomacal y un noveno puesto han sido incapaces de minorar ni un ápice de sus opciones por luchar donde se merece: en el podio de las Series Mundiales el próximo 16 de septiembre.

Hoy, al acabar la carrera, se mostraba decepcionado en sus redes sociales: «Muchas carreras, muchas semanas, muchas horas de trabajo… una larga época donde las cosas no salen bien y no sé el por qué«. Pero al mismo tiempo, con optimismo: «Lo único que sé es que esto no va a poder conmigo!»

Nada de esto podrá conmigo! Muchas carreras, muchas semanas, muchas horas de trabajo… una larga época donde las cosas no salen bien y no sé el por qué. Lo único que sé es que esto no va a poder conmigo!

Una publicación compartida de Fernando Alarza (@fernando_alarza) el

«Definición de actitud«, escribía Miriam Casillas en twitter al ver el mensaje del triatleta entrenado por Omar González. Y tiene toda la razón la pacense. Si algo tiene Fernando Alarza es actitud, mentalidad ganadora y trabajo, trabajo y trabajo. El pasado domingo, también a través de su cuenta de Instagram, publicaba una foto en la que se le veía magullado: «Terminamos una gran semana en altura, una de las semanas más duras y completas del año. Grandes entrenos, llevando el cuerpo al límite e incluso con alguna caída. Todo forma parte de un camino que disfruto y cuyo fin es muy ambicioso«. Pero esto va de caerse y volverse a levantar, es la naturaleza del deporte.

Cuenta con una ventaja para el 16 de septiembre: quedando por encima de Richard Murray y Kristian Blummenfelt recupera el tercer puesto en la clasificación general, aunque no se puede despistar: Jonathan Brownlee, que hoy ha ganado la prueba con solvencia, está a apenas cuatrocientos puntos. Vienen tres semanas por delante para recuperar física y mentalmente. «Esto te ayudará a ser más fuerte y a valorar más cuando vengan épocas mejores«, le animaba Diego Paredes, sabedor de que el de Talavera tiene que hacer borrón y cuenta nueva.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon