Fernando Alarza correrá el Ironman 70.3 Cascais. Así lo confirmaba ayer en su cuenta de Instagram la prueba portuguesa y el propio Fernando. Será su segunda participación en un triatlón de media distancia tras su debut en Zarautz, donde fue segundo en 2016 en una prueba que ganó Eneko Llanos.

El de Talavera ha escogido Cascais porque afirma que se trata de una prueba ideal: «Es un 70.3 que es perfecto para mí debido a su ubicación, es muy accesible desde casa y yo lo tengo marcado en mi calendario hace varias semanas como mi debut en 70.3″.

Fernando, a quien su única participación en media distancia le dejó buen sabor de boca tiene claro su objetivo el próximo 30 de septiembre. «Mentiría si no dijera que quiero ganar«, ha comentado en una entrevista con la organización. Para el español su entrenamiento en distancia olímpica y el haber compartido sesiones con triatletas de media y larga, le hacen afrontar la prueba con buenas garantías. En Portugal se enfrentará a hombres como Emilio Martín, que debutará en la distancia o los portugueses Bruno Pais y João Silva.

Sobre el posible slot para el mundial 70.3 Alarza no adelanta acontecimientos y, aunque afirma que se trata de una gran motivación, sería algo que valoraría en función del calendario de Series Mundiales.

La semana previa a Cascais el talaverano estará en la salida de la Grand Final de Gold Coast para cerrar la temporada de World Triathlon Series. Aunque no será fácil, en Australia tratará de conseguir una gran actuación con el fin de colarse en el podio final de la clasificación mundial, donde es quinto actualmente. Tras el 70.3, Fernando competirá en las últimas pruebas de la temporada con el Tripentas de Lugo, su club, e intentará cerrar el año con un nuevo media distancia que aún está por confirmar.