La bermudeña Flora Duffy partía con la vitola de gran favorita para hacerse con la victoria en la primera prueba de las Series Mundiales, Abu Dhabi, pero lamentablemente no pudo acabar la carrera. La pista de patinaje en que se había convertido el circuito de Fórmula 1 en que se disputaba el segmento ciclista hizo que la actual campeona del mundo, junto a otras nueve triatletas, se fuera al suelo.

Al poco de terminar la prueba, ganada por Rachel Klamer, Duffy publicó una foto en sus redes sociales en la que se le veía magullada y con varios apósitos, aunque en buenas condiciones.

«Supongo que en algún momento tendría que acabar una carrera antes de tiempo«, decía la de Specialized. «Muy triste por abandonar porque me sentía realmente bien«. De hecho en el momento en que se fue al suelo lideraba la carrera con varios segundos de ventaja sobre sus rivales, siguiendo su táctica habitual de rodar en solitario. «Las buenas noticias son que estoy bien. La bici estaba bastante dañada, así que no pude seguir«.

En su cuenta de Instagram, habló sobre el circuito y el asfalto: «Muy liso y en mi opinión muy peligroso. En más de una ocasión derrapé, y eso que estaba tratando de tener mucho cuidado«.

Hay que reconocer que es muy extraño que llueva en Abu Dhabi, pero tal como contó Mario Mola al acabar la prueba, se juntaron dos elementos que hacían que la carrera se convirtiese en una pista de hielo: el aceite sobre el asfalto mezclado con la lluvia y las altas velocidades a las que transcurren los ciclistas, unido al serpenteante trazado diseñado por la organización, hizo con no solo Flora se fuera al suelo: Jonathan Brownlee, Fernando Alarza, Vicente Hernández, Kristian Blummenfelt -que incluso tuvo que abandonar-, y la ya citada escabechina entre las chicas, con una Katie Zaferes que incluso tuvo que ser atendida de gravedad por los médicos.

Jarrod Shoemaker, quien fuera campeón de Estados Unidos de duatlón en 2009, se quejó amargamente en el propio Instagram de Flora Duffy: «La ITU no hace lo suficiente por la seguridad de los atletas, y hoy es otro ejemplo más», escribió. «Correr en un circuito de coches mojado en un lugar donde apenas llueve no es poner la seguridad del triatleta en primer lugar«.