Si las FORM Swim Goggles nos cautivaron desde el primer día que supimos de su existencia, hoy os vamos a dar un motivo más para entender cómo estas gafas pueden ayudar a mejorar el rendimiento mientras nadamos. Como muchos de vosotros sabréis por la review que publicamos el pasado mes de julio, la idea es que el nadador pueda ver las métricas de rendimiento en tiempo real a través de una pantalla integrada en las propias gafas, sin tener que estar mirando la muñeca constantemente.

Pues bien, a partir de noviembre de 2019, FORM Swim Goggles y Polar llevarán también las pulsaciones a las lentes de estas gafas inteligentes. FORM swim Goggles serán compatibles con los monitores de frecuencia cardíaca OH1 y OH1+ de Polar. Así lo ha anunciado hoy FORM, la empresa de tecnología deportiva que está detrás de las primeras gafas de natación de realidad aumentada del mundo, y Polar, líder en tecnología deportiva y de fitness desde hace más de 40 años. Este nuevo paso a nivel tecnológico permitirá unos resultados y precisión de entrenamiento que nunca antes habíamos visto en el mundo de la natación.

 

Las FORM swim goggles son las primeras gafas de realidad aumentada, lo que significa que llevas toda la información de nado incorporada en la propia lente en tiempo real, sin tener que parar nada ni hacer nada con las manos. Máxima comodidad a la hora de ver en todo momento tus datos del entrenamiento. Los Polar OH1 y OH1+ son monitores ópticos de frecuencia cardíaca que combinan versatilidad, comodidad y sencillez. En noviembre de 2019, las gafas FORM Swim Goggles serán compatibles con los modelos Polar OH1 y OH1+ mediante una actualización gratuita del software de FORM.

Al utilizar las gafas FORM Swim Goggles junto con el Polar OH1 u OH1+, los nadadores podrán ver su frecuencia cardíaca proyectada en la lente de la gafa, lo que permite medir con precisión el esfuerzo realizado, algo impensable hasta ahora en la natación. Al terminar la actividad de natación, se sincronizará con la aplicación FORM Swim App para iPhone y Android, que hará coincidir los datos de la frecuencia cardíaca con métricas como los tiempos intermedios, la frecuencia cardíaca, el número de brazadas, el ritmo por cada 100 metros y las calorías, todo en un simple vistazo mientras nadas.

«FORM ha trabajado estrechamente con Polar desde 2018 para hacer posible esta funcionalidad», explica Dan Eisenhardt, fundador y CEO de FORM. «Hemos realizado pruebas exhaustivas en la piscina con nadadores de todos los niveles, incluyendo nadadores de competición de élite, y no podríamos estar más satisfechos con los resultados. Los atletas de todo el mundo confían en la tecnología de los monitores de frecuencia cardíaca Polar; al añadirla al arsenal de métricas que nuestras gafas ya ofrecen, ofrecemos un arma más para que los nadadores hagan de su entrenamiento algo más útil e inteligente. También damos nuevas funcionalidades a los entrenadores y mejoraremos la dinámica entrenador-nadador».

El Polar OH1/OH1+ se fija a la goma de las gafas de natación FORM, donde queda ajustado perfectamente en la sien del nadador, monitorizando la frecuencia cardíaca mediante su sensor óptico de 6 LED y su algoritmo de frecuencia cardíaca patentado. Los datos de frecuencia cardíaca en tiempo real se transmiten de forma inalámbrica desde el OH1/OH1+ a las gafas FORM Swim Goggles, permitiendo al nadador ver su frecuencia cardíaca en su misma línea de visión, mientras nada. Una vez finalizada la natación, la sincronización de las gafas con la aplicación FORM Swim App para iPhone y Android permitirá que el nadador y su entrenador revisen las estadísticas de entrenamiento detalladas, incluida la frecuencia cardíaca.

 

Las gafas de natación FORM ya están disponibles en FORM. Los Polar OH1 y OH1+ ya están disponibles a través de Polar y sus distribuidores y vendedores autorizados. Las gafas FORM Swim Goggles serán compatibles con los modelos Polar OH1 y OH1+ a partir de noviembre de 2019 con una actualización gratuita del software de FORM.