Hoy mientras estirábamos todo el equipo de runners, triatletas y ciclistas que vamos a correr este domingo la media maratón de Madrid no hemos podido evitar soltar las típicas frases que siempre te tienen que decir en tu debut en media o larga distancia. Aunque todos los allí presentes llevamos unas cuantas carreras y maratones a nuestras espaldas, no sé cómo lo hacemos pero siempre tenemos que repetirlas a los recién llegados. Parecemos los abuelos cebolleta dando consejos a los que esperan, emocionados y nerviosos, que llegue el gran día del debut. Da igual que corras una media, que un maratón, que un half o que un ironman. Son frases hechas que se repiten en cualquier lugar del mundo allá donde haya una prueba.

El trabajo ya está hecho

Esto es un clásico. Cuando intentas compartir con tus amigos la inseguridad de no saber si llegas bien preparado o no a la gran cita, si te faltan o te sobran kilómetros, ahí es donde esta frase aplica: “el trabajo ya está hecho”. De repente, todo el mundo se detiene a tu alrededor, y empiezas a hacer un recorrido mental hacia el pasado intentando analizar cada entrenamiento, cada tirada larga, cada día de series…. Y la pregunta es inevitable, ¿pero qué he hecho durante estos meses? ¿Soy un buen o mal estudiante? ¿Lo he dejado todo para el final o he asimilado toda la carga de entrenamiento?

trail running

Foto: Reebok

De menos a más

“No salgas a todo lo que das ni te piques con los que salen a fuego” Tú tienes que ir de menos a más. Pero vamos a ver, ¿alguien creerá que vamos a ir a todo lo que damos desde la salida? Se supone que llevamos meses entrenando, que sabemos cuáles son nuestras pulsaciones ideales, ¿nos vamos a dejar llevar por la masa en la salida? Lo que sí me parece gracioso es el concepto “ir de menos a más” en pruebas tipo maratones. Normalmente, ya es un éxito mantener el ritmo en la segunda media, como para hacer un cambio a partir del 30. Pero bueno, son amigos y te lo dicen con cariño.

No estrenes nada nuevo el día de la prueba

Otro clásico que tendrás que escuchar quieras o no.  Ni se te ocurra utilizar una prenda nueva el día de marras: costuras, etiquetas, cualquier elemento hostil puede estar enmascarado en la ropa que vayas a usar para esa foto épica entrando en meta. Aunque es una frase más bien de sentido común, tienes que hacer como si no se te hubiera ocurrido a ti antes y te estuvieran descubriendo la pólvora.

Disfruta

A mí esta frase me encanta. Así, como si uno fuera a disfrutar corriendo más de 3 horas seguidas o nadando y metiéndose 180 kms en bici entre pecho y espalda. Pero sí, lo importante es disfrutar. Yo este eufemismo lo cambiaría por algo así como, «macho, a ver si eres capaz de aguantar la que te espera y no morir en el intento, que para eso has entrenado». ¿A que es la cruda realidad? Mientras tanto, seguiremos utilizando este verbo que tanto nos gusta decir, «tú, ante todo, disfruta».

Prueba los geles antes de la carrera

Sabrás ya qué geles vas a utilizar, ¿verdad? Como si tuviéramos que hacer una cata unos meses antes para ver si el sabor nos parece mejor o peor. Hombre, normalmente una persona que se va a enfrentar a una prueba de 3 a 5 horas ya sabe que el tema alimentación es básico si pretende terminar y algún que otro gel, barrita, gominola o cualquiera que sea el formato, habrá probado. En lo que sí estamos todos de acuerdo es que no a todo el mundo le sientan igual este tipo de complementos en carrera. Si no tienes un estómago a prueba de bombas, esta frase cobra todo su sentido por parte de tus amigos. A esta frase tendrás que añadir el “bebe mucha agua, hidrátate bien”, otro clásico de estas fechas.

ingesta alimentación

Foto: 220triathlon

Si puedes, compra el pan cuando vuelvas

Esta frase es antológica por parte de tu consorte. Yo todavía no tengo claro si lo hacen con cierta ironía o es que no son conscientes de lo que supone la media-larga distancia. Es muy probable que no puedas ni dar un paso cuando atraviesas la línea de meta, que no puedas ni salir del coche una vez hayas conseguido entrar. Y encima… ¿tienes que parar a comprar el pan? O mejor, ¿salimos esta tarde a dar una vuelta en bici con los niños?

Mientras no te hagan hacer la compra para toda la semana, date con un canto en los dientes. Eso sí, tu medalla de finisher no te la quita nadie del cuello.

Foto: infosobreseguros

Foto: infosobreseguros