Ayer lo decíamos: Jan Frodeno cambinaba sin muletas y ya había comenzado a entrenar. El alemán, que hace unas semanas tenía que decir adiós a su participación Kona, donde era el máximo favorito a la victoria, tenía la intención de volver a competir antes de que acabase el año, y así será, según acaba de anunciar a través de sus redes sociales.

El que fuera Campeón del Mundo de Ironman en 2015 y 2016 se pondrá de largo en la Coronation Double Century, una cicloturista de 202 kilómetros que se celebra en Sudáfrica y que recauda fondos para obras sociales. «La temporada casi ha terminado, pero por supuesto que no voy a quedarme quieto«, comienza Frodo. «Junto al equipo de triatlón de Breitling estoy deseando recaudar fondos para Qhubeka, organización sin ánimo de lucro sudrafricana«.

No será la primera vez que Frodeno colabore con esta ONG que pone su foco en la ayuda infantil a través del uso de la bicicleta. «La última vez que corrí con ellos fue en una contrarreloj de más de doscientos kilómetros poco antes de hacerme profesional. Espero que no me duela tanto como entonces«, concluye.

Sí, no es un Ironman, pero todo lo que sea ver a Jan Frodeno sobre una bicicleta, a nosotros al menos nos sirve. Porque además significa que en poco tiempo estará dando guerra de la buena.