Hablamos con frecuencia de las dificultades que tenemos los triatletas amateur para sacar horas de entrenamiento. A menudo tenemos que jugar al tetris con obligaciones laborales, la familia, los quehaceres diarios y nuestras sesiones. Esto se dificulta aún más en otoño e invierno cuando las horas de sol son más escasas. A muchos de nosotros la única opción que nos queda es la de aprovechar las primeras horas del día o las últimas de la noche y en las sesiones de carrera esto deriva en la necesidad de un frontal para correr de noche. Si es vuestro caso aquí os traemos una pequeña guía y algunos consejos que os ayuden a escoger el vuestro.

¿Cuánta luz necesitas?

Por supuesto, un frontal debe tener suficiente luz para tu entorno. Y si en tus salidas a pie pasas muchas horas en la oscuridad, querrás una luz que permanezca brillante en todo momento.

Intensidad – Lúmenes

Puede que estés más familiarizado con los vatios, pero la luz del frontal se mide en lúmenes. Los lúmenes miden el brillo de una fuente de luz, no la cantidad de energía que utiliza como sucede en los vatios. Un frontal que alcanza un máximo de 40 o 50 lúmenes puede ofrecer mucha luz para una carrera nocturna urbana, mientras que las sendas de un bosque pueden requerir hasta 100 lúmenes para una buena visibilidad.

Duración de la batería y tiempo de consumo

La potencia luminosa de la mayoría de los frontales disminuirá gradualmente a medida que disminuya la duración de la batería. Pero algunos están diseñados para proporcionar una luz fija que sólo se atenúa ligeramente durante la vida útil de la batería. Estos frontales con «salida de luz regulada» ofrecen la ventaja de una iluminación homogénea, pero cuidado: la luz se apagará bruscamente cuando las pilas se agoten. Si te aseguras de insertar un juego de baterías nuevas antes de salir, no deberás tener problema durante al menos 8-10 horas.

Otra medida de la duración de la luz se conoce como «tiempo de grabación«. Esto te dirá cuántas horas puede el frotal producir luz útil a un mínimo de dos metros. Aunque no producirá una cantidad óptima de luz cuando las baterías están bajas, es probable que sea suficiente luz para que puedas salir de una situación de emergencia. Muchos frontales enumeran el tiempo de grabación para los distintos ajustes de la luz, pero si sólo se indica un tiempo de grabación, ten claro que es para el ajuste de la luz más baja.

¿Qué tipo de luz necesitas?

Tipo de haz

Además de la potencia lumínica, vale la pena considerar el patrón de luz y la distancia. Un haz de luz focalizado producirá una luz más nítida y concentrada que te permitirá ver más lejos. Un haz de luz tipo proyector proporcionará una luz más difusa para ayudarte a ver periféricamente.

Muchos frontales son ajustables y permiten cambiar de un haz reflector a uno proyector dependiendo de tus necesidades. Si tus salidas a pie pueden ser en condiciones súper oscuras, es posible que quieras una lámpara con un ajuste de «impulso», que aumentará seriamente el rendimiento lumínico durante un corto periodo de tiempo.

Distancia del haz

La distancia del haz  indica hasta dónde proyectará una lámpara la luz útil. Ten en cuenta que la distancia del haz se mide cuando las pilas son nuevas y disminuirá a medida que la vida útil de la batería disminuye.

Una nota sobre la percepción de profundidad

Algunos corredores que usan frontal pueden descubrir que tener una fuente de luz directamente la cabeza puede desviar un poco la percepción de profundidad. Ahí es donde querrás unir tu faro con una linterna al nivel de la cintura. Varios ángulos de luz resaltan los obstáculos, disminuyen las sombras y pueden ayudarte a sentirse más estable.

¿Es importante el peso de tu frontal para correr de noche?

Cuando se utiliza un frontal para correr, el peso siempre va a ser una consideración clave. Es particularmente importante para carreras más largas, ya que incluso unos pocos gramos en la cabeza durante grandes distancias pueden causar tensión y fatiga.

Medición del peso

La mayoría de los fabricantes miden el peso de una lámpara en gramos, y el frontal promedio pesa menos de 200 gramos. Algunos faros indicarán dos pesos (uno con pilas y otro sin pilas).

¿Puedes usar baterías de litio?

Si tu frontal es compatible con las baterías de iones de litio, puede utilizarlas en lugar de pilas alcalinas para bajar un poco de peso. Las baterías de litio también ofrecerán un rendimiento superior en condiciones de frío. Utiliza las baterías de litio únicamente si el frontal especifica que es compatible con ellas. El uso de baterías de litio con frontales no compatibles puede dañar los circuitos del mismo.

Nuestras elecciones

¿Cuáles son algunas de las principales opciones ? Aquí os facilitamos un poco las cosas con una selección de frontales:

Para luz brillante y enfocada: Petzl MYO RXP 2 de Petzl MYO

frontal para correr de noche

amazon

Un solo LED de alta potencia con aumento temporal de hasta 205 lúmenes que te ayuda a ver con claridad.

Para bajo peso: Black Diamond Cosmo

frontal para correr de noche

amazon

Con sólo 58 g y 2 pilas AAA, a penas notarás que lo llevas puesto.

Para salida regulada: Princeton Tec Apex Pro

amazon

Este modelo proporciona una luz estable y duradera y ofrece 5 modos de iluminación.

Para condiciones húmedas: Black Diamond Storm

amazon

Una carcasa a prueba de agua te da la confianza en un clima húmedo de que la luz seguirá brillando.

Para una iluminación versátil: Black Diamond Spot

amazon

Elije la luz que necesites con un solo LED grande para la luz enfocada y 2 LEDs más pequeños para una luz más dispersa.

Para carreras nocturnas: Petzl Tikka

frontal para correr de noche

amazon

Suficientemente brillante con buen tiempo de duración, este modelo es compatible con baterías de litio para disminuir el peso, y tiene una cómoda correa y silbato de seguridad para emergencias.