Garmin, el principal fabricante de pulsómetros a nivel mundial y patrocinador oficial, entre otros, del mallorquín Mario Mola, inauguró la semana pasada su primera Garmin Store en España, ubicada en la quinta planta del El Corte Inglés de Avenida Puerta del Ángel en Barcelona.

Con su apertura damos respuesta a una de las principales necesidades de nuestros clientes. Ahora, todo nuestros usuarios y potenciales clientes tienen un espacio físico propio en el que encontrar, in situ, diversas gamas de productos y accesorios que Garmin ha diseñado pensando en ellos” afirmaba Santiago Alcover, director general de la compañía en España.

Según la compañía, la Garmin Store nace con “el objetivo principal de ofrecer, en un único entorno, una importante representación de los productos incluidos en el catálogo del fabricante, que se compone de múltiples dispositivos y accesorios de las áreas de fitness, outdoor y automoción”, buscando el convertirse en un punto de encuentro en el que los usuarios dispongan de atención personalizada.

Garmin y el triatlón

Desde hace más de diez años Garmin dispone de dispositivos multideporte que combinan pulsómetro y GPS. En el pasado Campeonato del Mundo de Ironman fue la marca más utilizada por los participantes, y tradicionalmente ha copado la mayor cuota de mercado del sector. Actualmente en el mercado tiene varios modelos susceptibles de ser utilizados en triatlón.

Destaca por encima de todos el Garmin 935, que avanza y mejora todas las actualizaciones que se pudieron ver hace tres años en el estreno del Garmin 920XT, posiblemente el modelo más vendido de la marca.

El Garmin 935 es posiblemente uno de los pulsómetros más completos del mercado, y su precio es de 530 euros en Amazon. Tiene un peso de 49 gramos y aporta datos como cambios de altura por el barómetro incorporado, el altímetro y la brújula electrónica. Además, su principal ventaja, además de la pantalla multicolor y el sensor de frecuencia cardiaca en la muñeca, es la duración de la pila: hasta dos semanas en modo reloj, y 24 horas en modo GPS.

Los otros dos modelos son el fēnix® 5, posiblemente el modelo más exclusivo de la marca (casi 600 euros de reloj), y el vívoactive® 3, que cuenta con las funcionalidades principales que necesita cualquier triatleta y está a un precio más ajustado, 330 euros.