Temporada inmaculada, por el momento, la que está teniendo Javier Gómez Noya: victorias en Half Port of Touranga, en Challenge Wanaka y hoy en Polar Cannes International Triathlon, donde acudía con la vítola de máximo favorito.

El gallego ha salido segundo del agua, tras Robin Pasteur, aunque rápidamente le ha adelantado y junto a Sam Laidlow han tomado una diferencia en los primeros kilómetros de la bici de casi 40″. Con Laidlow ha rodado hasta bien entrado el segmento ciclista, pero la rotura de la cadena del joven francés -que ha continuado con la bici a cuestas- durante la segunda subida al Tanneron le ha dejado en cabeza en solitario. A partir de ahí, recital del cinco veces campeón del mundo de triatlón.

«Una de las pocas veces en que pude ponerme acoplado» escribía el discípulo de Carlos Prieto ayer en una foto de Instagram, tras reconocer el exigente tramo de bicicleta de la prueba francesa, en la que a lo largo de sus cien kilómetros de recorrido -muy técnico- se acumula un desnivel positivo de 1.900 metros.

Tras su victoria de hoy, Javi se centra en preparar su siguiente prueba, en apenas tres semanas: Ironman 70.3 Barcelona, la primera vez que le podamos ver competir en un triatlón en muchísimo tiempo.