En una reciente articulo publicado por el Bahrain Endurance, el actual equipo con el que Javier Gómez Noya compite en pruebas de media distancia, el triatleta español habla sobre como gestionar los resultados. El pentacampeón del mundo lo tiene claro, cuando las cosas no salen como uno espera toca entrenar más duro.

«En nuestro deporte vivimos en una rutina muy exigente donde muchas veces siendo segundo sientes que no estás cumpliendo. Esto sucede sobre todo cuando sientes que estas realmente en forma y has trabajado duro para un objetivo. Otras veces un tercer lugar puede ser más que satisfactorio si sientes que has estado preparando bien una carrera o sabes que no estás aún al 100%», comenta el gallego.

La autoexigencia de Javi es sabida por todos. De hecho, el gallego ha renunciado a participar en las Series Mundiales de Leeds que se disputan este próximo fin de semana viendo que, tras el dolor de muelas que sufrió los días previos a Yokohama y que se ha alargado casi dos semanas después de su vuelta a España, no ha podido recuperar todo lo que quisiera. Tal como nos dijo hace unos días, no le gusta ir a competir si no está al cien por cien.

Para Javi la decepción llega cuando una carrera no sale como esperábamos, cuando respecto al entrenamiento el resultado no nos parece correcto. «Yo normalmente me daría algunos días para reflexionar, analizar cuáles fueron los errores y tratar de aprender de ellos para las próximas carreras», señala Gómez. «Admito que cuando me siento realmente decepcionado con un resultado, tiendo de manera natural a entrenar más o más duro las semanas siguientes«, añade.