La decisión hace unos meses de Javier Gómez Noya de volcarse en la larga distancia no pilló a contrapié a nadie. A sus 35 años, el gallego ya ha logrado todo lo que quería en corta. Incluso sin un oro olímpico, hace unos días nos confesaba que en la actualidad le haría más ilusión el triunfo en Kona.

Gómez Noya invicto en 2018

Lo que no sabíamos era el rendimiento que iba a dar en su asalto a los 226 kilómetros el embajador de Polar, porque tras cuatro pruebas de triatlón disputadas, es uno de los únicos tres triatletas que permanecen imbatidos en esta temporada: triunfo en Half Port de Touranga -prueba por relevos en la que él disputó los 90kms del segmento ciclista-, en Challenge Wanaka, en Polar Cannes International Triathlon y en Ironman 70.3 Barcelona, donde tuvo la oportunidad de medirse a rivales de enjundia como David McNamee y Bart Aernouts.

El próximo 10 de junio debuta en distancia Ironman y las previsiones son también de llevarse la victoria. Pocos triatletas pueden jactarse de haberse alzado con triunfo en su primera participación, pero él sin duda tiene una oportunidad de oro para lograrlo. Mientras que Terenzo Bozzone, su gran rival en la prueba australiana, acabaría en 8:10:58, Trirating le da un tiempo esperado a Javi de 8:10:15 en IM Cairns,

El 10 de junio solo quedarán dos

Con victoria o sin ella, Cairns hará que uno de los tres triatletas invictos este año tenga que despedirse de su racha. Porque Terenzo Bozzone también cuenta sus competiciones por triunfo. El neozelandés atesora nada más y nada menos que otros cuatro triunfos: en tres semanas consecutivas se hizo con Ironman Nueva Zelanda, Ironman 70.3 Bariloche y Ironman 70.3 Campeche, y recientemente añadió a su palmarés Ironman 70.3 Busselton, prueba que finalmente se disputó en formato duatlón. 

El tercer triatleta en este honroso ranking es el alemán Jan Frodeno, aunque hay que reconocer que en su caso la relevancia del hito no alcanza las dimensiones de Bozzone y Gómez Noya: El campeón del mundo de Ironman en 2015 y 2016 cuenta con los triunfos de Ironman 70.3 Oceanside -donde tuvo que lidiar con Lionel Sanders-, y Challenge Taiwan, prueba en la que era el único élite y en la que cruzó la meta con una hora de antelación al segundo clasificado.

El 8 de julio, en Frankfurt, tendrá una importante piedra de toque en el Campeonato Europeo de Ironman, donde tendrá la oportunidad de enfrentarse a Patrick Lange.

Pablo Dapena, el siguiente en la lista

Mención especial merece Pablo Dapena, que a expensas de qué haga este fin de semana en Challenge Salou, donde es el máximo favorito para el triunfo, cuenta con dos triunfos –Challenge Mogan Gran Canaria y Challenge Lisboa– y un segundo puesto en Challenge Roma. Sin duda alguna su temporada está rayando la perfección, y al nivel de muchos de los primeros espadas.