Dos competiciones en 2019, y dos victorias. Javier Gómez Noya ha abierto esta madrugada la temporada de corta distancia y lo ha hecho con un nuevo triunfo, el primero en distancia sprrint en más de seis años, desde que en Cozumel 2013 se impusiese en la prueba de la Copa del Mundo. Ha sido en el Marra Sprint Triathlon, disputado en Tauranga, donde tiene fijada su residencia estos meses de invierno hasta que comience a viajar a lo largo de todo el mundo de competición en competición

Además, para completar el éxito, el triunfo ha sido en pareja, ya que su esposa Anneke Jenkins se ha impuesto en la prueba femenina. «Qué gusto competir en casa», escribía la neozelandesa en su cuenta de Instagram. «Hacía tiempo que no competía en triatlón, encantada de hacerlo de nuevo«.

La prueba, sin complicaciones para Javi

Gómez Noya ha ganado con más de un minuto de ventaja sobre el segundo clasificado, el joven Dylan McCullough, y casi tres sobre el tercero, Malcolm King. No obstante, aunque parezca que la victoria ha sido fácil, no ha sido hasta el segmento de carrera a pie que ha podido certificarlo. McCullough, que a sus 18 años ya atesora un reseñable palmarés, con varias victorias ITU y un oro en los últimos Juegos Olímpicos de la Juventud, ha sido capaz de salir del agua y aguantar el segmento ciclista junto a Javi, aunque en cuanto se han calzado las zapatillas ha tenido que ceder ante la evidencia.

Ahora, a por New Plymouth

El próximo compromiso para Javier Gómez Noya será dentro de dos fines de semana, cuando vuelva a disputar una prueba ITU. Será en la Copa del Mundo de New Plymouth, que le servirá de primera piedra de toque ante la Serie Mundial de Bermuda, en la que, si nada cambia, volverá a enfrentarse a Mario Mola, Fernando Alarza y resto de grandes figuras del triatlón de corta distancia.