Gwen Jorgensen, oro en triatlón en los Juegos Olímpicos de Río 2016, debutará en media maratón el próximo 6 de mayo. Es el siguiente paso dado por la norteamericana en su proceso de cambio al maratón, disciplina en la que quiere competir en 2020, cuando los Juegos tengan lugar en Tokio.

Tras haber competido en 5K con garantías, y haber ganado un 10K en pista, la discípula de Jerry Schumacher será de la partida en el Campeonato Norteamericano de Media Maratón, que tendrá lugar en Pittsburgh y que contará con una bolsa de premios de 85.000 dólares.

«Con ganas de probar mis límites en esta nueva distancia«, decía ayer la propia Jorgensen a través de su cuenta de twitter.

Aún no se ha resuelto la incógnita de cuándo volverá a competir en maratón, distancia en la que hizo su debut en 2016. Por entonces disputó el Maratón de Nueva York con muy buenas sensaciones. Tras su maternidad, y reconociendo que el triatlón no le emocionaba como al principio, Jorgensen dio el salto definitivo con un único objetivo: lograr el oro en Tokio 2020.