Haimar Zubeldia debutaba este pasado sábado en Triatlón de Zarautz con un objetivo claro: mejorar el récord del segmento ciclista, hasta la fecha en manos de Eneko Llanos. Retirado hace dos años de las filas de Trek, el guipuzcoano no ha parado en ningún momento de practicar deporte: el año pasado le veíamos en la Polar Gran Fondo La Mussara y hace apenas una semana lograba terminar la exigente Titan Desert en tierras marroquíes.

Pero el que fuese compañero de filas de Alberto Contador quería ir más allá y comenzar a practicar triatlón. Para su debut no escogía una prueba cualquiera, escogía uno de los triatlones referentes del panorama nacional, Zarauzko Triatloia. «Quería participar en alguna otra prueba para tantear sensaciones, pero no va a poder ser, por problemas de agenda» comentaba hace unos días en una entrevista para la web de la organización.

Y a tenor de los datos, no le ha ido nada mal: logró entrar en meta en el puesto 68 de la clasificación general, 17 de su grupo de edad, V1M. En el vídeo resumen de la prueba le podéis ver dejando la bicicleta en la T2 a punto de comenzar la carrera a pie:

Seis minutos mejor que Eneko Llanos

El gran objetivo de Haimar era bajar de las dos horas en el exigente recorrido ciclista. No era tarea fácil, ya que hablamos de 78 kilómetros con cuatro subidas de relevancia: hasta en dos ocasiones el Puerto de Meagas, cuatro kilómetros al 3’5%, y los famosos Muro de Aia y Alto de Txurruka.

Zubeldia se quedó a las puertas, ya que completó el segmento en 2:02:04. Dos minutos le separaron del objetivo, pero se volvió para casa con el honor de ser el más rápido de todos los participantes, y haber arrebatado a Eneko Llanos el récord, hasta ahora en 2h08′. La experiencia ha sido gratificante. «Gracias, Zarautz«, escribía, escueto, en sus redes sociales.