El sudáfricano Henri Schoeman ha roto todos los pronósticos y se ha hecho esta madrugada con el oro en la prueba de triatlón masculina de los Juegos de la Commonwealth, disputada en la localidad australiana de Gold Coast, al noreste de Australia. Le han acompañado en el podio Jacob Birtwhistle y el escocés Mark Austin, cuyo mejor puesto hasta el momento era un cuarto puesto en la Copa del Mundo de Madrid de 2017.

Los dos grandes favoritos para la victoria, los hermanos Brownlee, no han brillado en esta ocasión: Jonathan ha sido séptimo y Alistair se ha tenido que conformar con la décima posición. «No son los puestos que se esperaba«, decía la BBC al dar la noticia a través de twitter.

El actual líder de las Series Mundiales ha sustentado su triunfo en la carrera a pie final. A la T2 ha llegado destacado un grupo de seis triatletas formado por el propio Henri, los hermanos Brownlee, Mark Austin, Matt Hauser y Tayler Reid. Nada más dejar las bicicletas el sudafricano ha forzado el ritmo descolgando a todos a excepción del escocés. Jabob Birtwhistle, que partía en la transición con una desventaja de casi 25 segundos, ha sido capaz de remontar hasta lograr la plata.

Flora Duffy, oro en féminas

La bermudeña Flora Duffy sí ha cumplido y se ha llevado el triunfo en la prueba femenina y además con solvencia, venciendo en solitario. En meta ha logrado más de medio minuto de distancia sobre sus dos compañeras de podio: la británica Jessica Learmonth y la canadiense Joanna Brown. La gran esperanza local, Asheligh Gentle, se ha tenido que conformar con la quinta posición.