Uno se pregunta muchas veces, ¿qué le lleva a una persona a cruzarse Europa de norte a sur en un par de semanas? A lo mejor es la típica salida que se te va de las manos y acabas cruzándote 9 ó 710países sin darte cuenta… Pero va a ser que no. En el caso de Ian Walker sabía perfectamente que le gustaba andar en bici durante rutas muy largas, a pesar de la dureza. El año pasado obtuvo grandes resultados en pruebas de ultradistancia, como por ejemplo ganar la North Cape 4000, una prueba de 4.300 kilómetros que atraviesa 10 países y que termina en el Ártico, todo ello por supuesto, sin ningún tipo de ayuda externa.

Por eso este año, ya suficientemente preparado y confiado, ha querido enfrentarse a un reto diferente, el de batir el récord mundial de ciclismo cruzando Europa de norte a sur. El reto se llama más de 6.350 kilómetros atravesando 10 países a los que el ciclista ha tenido que enfrentarse solo y sin ningún tipo de apoyo.

El récord actual estaba en 21 días, 14 horas y 23 minutos, pero sólo cuatro días antes de partir, Rob Gardiner estableció un nuevo récord de 19 días, 11 horas y 5 minutos.

Récord conseguido

Ian Walker ha conseguido recorrerse Europa desde Cabo Norte en Noruega hasta Tarifa, en España, en 16 días, 20 horas y 59 minutos. Saliendo desde Noruega, tuvo que atravesar Finlandia, Rusia, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Alemania y Francia antes de cruzar España hasta su destino final en el Estrecho de Gibraltar.

El récord, que ya sido completamente autofinanciado por el propio Walker, le ha llevado desde el mismísimo Círculo Polar Ártico hasta el sur de España, coincidiendo, además, con el récord de temperatura que se alcanzaron la semana pasada en muchos países de Europa. Acordaos, si no, de lo que se vivió en el pasado IRONMAN de Frankfurt.

Walker asumió también el reto de recaudar fondos para la organización Roadpeace, una organización que intenta prevenir muertes innecesarias por accidentes de tráfico. Se puso como objetivo alcanzar las 1.250 libras, y ya va por 2.540 libras recaudadas. No hay reto que se le resista a Ian Walker.