La Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte ha impuesto este miércoles una  sanción de cuatro años al atleta Ilias Fifa, campeón de Europa de 5.000 en 2016. Ilias Fifa ganó la medalla «merced al consumo de sustancias ilegales importadas de Estados Unidos», según los informes de la UDEV de la Policía Nacional, responsable de las investigaciones abiertas contra el atleta por delitos contra la salud pública (dopaje).

En las conversaciones telefónicas del sumario, según informa El Periódico, otro de los implicados, el atleta El Mahdi Laoufi, asegura que Fifa, nacido en Marruecos y nacionalizado español en el 2015, le confesó el secreto de sus grandes éxitos en la pista: «Mira, hermano, esto es lo que hay, no te voy a mentir… En las rodillas, en el muslo, todo mezclado… No me encontraron nada en seis días. Leí unas oraciones del Corán y me dije, que sea lo que Dios quiera. No me pudieron encontrar nada, me analizaron la sangre cuatro veces y no encontraron nada. Viene de Estados Unidos, oculta eso y además te da fuerza y potencia».

Ilias Fifa y sus colaboradores estuvieron vigilados durante varios meses. En sus informes, los investigadores aseguran que le vieron realizar «entregas de lo que pudieran ser sustancias medicamentosas», que viajaba a entrenar a su país natal, Marruecos, «y recoge productos para llevarlos allí». También, que pide productos prohibidos a una farmacia de Andorra, que se los hace llegar en un taxi. Los agentes antidopaje aseguran, incluso, que Fifa «dirige y asesora» a otros atletas sobre cómo llevar a cabo su preparación ilegal.

Los investigadores sostienen que entre los productos dopantes que usaba Fifa estaba la EPO, Actovegin (plasma de ternera) y especialmente el TB-500, un fármaco inyectable utilizado para que los caballos de carreras superaran sus molestias en días de competición. En otra grabación policial, el mismo atleta revela que «el otro día estuve con Mostafa y me dijo que se la trae de Estados Unidos». Se refiere a Mostafa Benslimane, el verdadero entrenador de Fifa y también acusado en la Operación Chamberí.

El atleta afincado en Santa Coloma de Gramenet estaba suspendido de forma provisional desde que el pasado 2 de febrero la agencia confirmara, vía policial, que en la redada realizada en su casa habían encontrado sustancias dopantes.

La sanción le supone que además de no poder competir en pruebas internacionales, Fifa no podrá participar tampoco en carreras populares, que suelen ser otra fuente de ingreso para este atleta.

Pinta mal para el atleta afincado en Santa Coloma de Gramenet, que ha defendido los colores del Barça y que a sus 29 años recibe una sanción de 4 años. De futura estrella de la selección española de fondistas a recibir una sanción que puede poner fin a su carrera definitiva.

Fuente: El Periódico