Está claro que en todos los sitios hay gilipollas. Por desgracia aquí en España todos los fines de semana tenemos que convivir con el drama de ver compañeros que se dejan la vida en las carreteras a manos de conductores descerebrados, pero está claro que es una lacra que asola a todos los países en que hay ciclistas. Hace unos días nos quedábamos helados con las imágenes de un ciclista que salvó la vida de milagro en Londres, cuando un camión se le echó, literalmente, encima.

Hoy llega a nosotros un vídeo desde Tennessee, en Estados Unidos, que hace estremecer a cualquiera. Estos días se ha hecho viral y acumula ya millón y medio de reproducciones. En él se puede ver como un conductor arrolla, y se da a la fuga, a Tyler Noe, ciclista de la zona.

El suceso tuvo lugar el pasado sábado en Natchez Trace Parkway, en la localidad de Franklin, dentro de un Parque Nacional. Esta es una zona de importante tráfico ciclista, y en la que hay señales de manera reiterada por las cuales los ciclistas pueden utilizar todo el ancho de la carretera. En la publicación realizada en Facebook por el autor del vídeo, se especifica “hace tres horas este tipo atropelló intencionadamente a mi colega Tyler Noe. Teníamos a otro ciclista detrás que nos dijo que ese mismo Volvo intentó golpear a otro compañero la semana pasada”.

Según el propio autor del vídeo, su amigo atropellado se encuentra bien, aunque tuvo que pasar por el hospital. A tenor del vídeo, las consecuencias pudieron ser mucho mayores. En otra publicación en Facebook, los responsables del Parque Nacional declararon haber detenido al culpable, Marshall Grant Neely III, de 58 años de edad, y que se estaba estudiando qué cargos pedir para él.