Faltan apenas dos meses para que Eliud Kipchoge intente hacer historia del deporte. Será, en principio, el día 12 de octubre en Viena cuando el actual poseedor del récord mundial de maratón y medallista olímpico en tres ocasiones intentará romper la barrera de las dos horas. La fecha no está del todo cerrada y podría variar hasta el día 20 para correr cuando mejores condiciones climáticas se den. Será en un circuito de 9,6 kilómetros en el parque Prater de Viena, donde Kipchoge contará con espectadores alrededor animando durante todo el circuito.

Para intentar batir el récord el keniata confirmó que se utilizarían algunas estrategias prohibidas por la IAAF como incluir un coche de paso que actué como cortavientos, una línea verde en el suelo que determine el ritmo que tenga que llevar o avituallamiento en movimiento para no ralentizar el ritmo. «No se trata de la IAAF, sino de la historia. Quiero dejar un gran legado» explicaba el mejor corredor de maratón de la historia.

Los Ingebrigtsen, liebres de Eliud Kipchoge

A diferencia de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que sigue siendo una de las principales metas para Kipchoge, y donde no habrá liebres, en su intento de bajar de las 2 horas el próximo día 12 de octubre en la capital austriaca, el keniata contará con las mejores liebres que pueda imaginar. Tendrá a seis de ellos a su lado y se irán turnando cada 4,8 kilómetros.

Los tres hermanos noruegos Henrik, Filip y Jakob Ingebrigtsen ya han confirmado su presencia. Los Ingebrigtsen son una saga de coredores mediofondistas de enorme reputación a nivel mundial, que se acaban de proclamar campeones nacionales de Noruega en diferentes distancias: Henrik (28 años, campeón europeo en 2012 de 1.500 m), Filip ( 26 años, bronce mundial en 1.500 m en 2017) y el joven prodigio de 18 años Jakob (doble campeón europeo de 1.500 y 5.000 m en 2018). En los pasado campeonatos nacionales, Henrik consiguió el título de 5.000 metros, Filip dominó los 800 y Jakob se impuso en el 1.500.

Estos tres hermanos cuentan, además, con estas marcas: Jakob Ingebrigtsen (13’02″03 en 5000m), Filip Ingebrigtsen (3’30″01 en 1.500m) y Henrik Ingebrigtsen (3’31″46 en 1.500m), sin duda, las mejores liebres con las que puede contar Kipchoge para una cita histórica.

Ingebrigtsen

Foto: Twitter // Euopean Athletics

«Para nosotros no será una competición, estaremos solo para ayudar», indicó Filip a la radiotelevisión noruega NRK. «Se necesitan muchas cosas para batir este récord, y tienes que tener un buen día. Estuvo cerca de conseguirlo la última vez y ha mejorado su marca personal desde entonces, por lo que si está en la misma forma que en Berlín, espero un récord», añadió.

Otros nombres

Además de estos tres nombres, otros atletas que suenan entre posibles liebres para el keniano en su intento de desafiar las leyes de la naturaleza y correr por debajo de las dos horas son: su compatriota Geoffrey Kamworor (58’54 en media maratón), el estadounidense Paul Chelimo (13’03″90 en 5.000m); el keniano Augustine Kiprono (7’28″76 en 3.000m); el ugandés Joshua Cheptegei (26’49″94 en 10.000m); y el suizo Julien Wanders (59’13 en media maratón).