Éramos pocos y parió la abuela. Ironman ha anunciado ayer que lanza un nuevo servicio: Ironman CoachMatch, un servicio para aquellos triatletas que están buscando un entrenador que les ayude a alcanzar sus metas. Vamos, que comienza a prestar servicios de Entrenador Personal. En principio la aplicación, gratuita, da acceso a entrenadores de más de 65 países basados en una serie de atributos:

  • Experiencia.
  • Resultados.
  • Filosofía.
  • Especialización.
  • Disponibilidad.
  • Localización.

Los triatletas pueden encontrar el entrenador que más se les adapte en función de sus características que tienen que responder sobre qué buscan en un entrenador.

“Teniendo en cuenta que los triatletas acostumbran a entrenar de seis a nueve meses durante la preparación de un Ironman y que tienen que equilibrar trabajo, familia y otras obligaciones, cada vez es más importante contratar el entrenador correcto, que pueda atender las necesidades individuales”, ha explicado Andrew Messico, CEO de Ironman.

Ironman CoachMatch

Yo me di ayer de alta, por cotillear, y la verdad es que el formulario es completo que te cagas, y fácil de responder. Vale, sí, está en inglés (o al menos yo no he podido localizar la versión en castellano), pero es muy muy intuitivo. Así de primeras, si el servicio funciona, puede suponer una grave amenaza para todos aquellos que prestan servicios de entrenador.

Una vez que te ha hecho 23 preguntas sobre ti (sobre tu manera de entrenar, sobre qué buscas, sobre cómo eres en el día a día), pasa a hacerte 19 preguntas sobre qué buscas en el entrenador.

Una vez rellenado el formulario, te da resultado de los entrenadores que más se acercan a tus necesidades. El resultado muestra más de cien opciones, así que en ese sentido es un poco para volverse locos. Como tío de marketing, soy de los que piensan que el exceso de información genera ruido.

A partir de ahí, si clicas en cualquiera de los entrenadores, te da la opción de contactar con él.

Y ahí me he quedado. Si por curiosidad pregunto a alguno, os iré contando 🙂