Es vox populi que el lograr un slot para Kona cada edición se torna un objetivo más complicado. Tras la manida broma de “ya lograré clasificarme cuando tenga 75 años” subyace una pequeña frustración, la de saber que aquellos que completamos nuestros Ironman en diez horas y media, once, doce o más, tenemos prácticamente imposible acceder a los primeros puestos.

Como muestra un botón. En el último Ironman Barcelona, celebrado hace apenas mes y medio, el último afortunado con un slot para Kona 2019 en el grupo de edad 45-49 entró en meta en un tiempo de 09:14:11.

La familia Ironman, con sus fundadores John y Judy Collins, son conscientes de esta realidad, y de cara a la próxima edición brindarán la oportunidad de acudir a la Big Island a 40 afortunados, elegibles entre todos aquellos que se hayan inscrito a una prueba del circuito antes del 20 de enero de 2019.

Y si ya estás inscrito para una prueba de la próxima temporada, que sepas que ya estás incluido en el sorteo de manera automática.

Aquí tenéis todas las condiciones del sorteo: https://goo.gl/xiCAcz