¡¡Todos atentos!! Algo grande está a punto de ocurrir…” escribían ayer desde la cuenta de Facebook de Ironman Spain. Apenas unas horas después, se daba algún dato más: “24 horas más… Estad atentos a esta página mañana -por hoy- a las doce del mediodía“.

La noticia corría como la pólvora por los grupos de whatsapp y cada uno comenzaba a hacer sus cábalas. Desde Planeta Triatlón llegamos a pensar en una operación con Challenge Peguera Mallorca, pero desde la propia organización nos lo desmintieron. Se habló también de volver a instaurar Ironman Mallorca, cancelado hace dos años, en un formato similar al que hay en Ironman Vichy: prueba de 70.3 el sábado y Ironman el domingo. Esto, que para cualquier organizador es un ahorro importante de costes, haría más fácil volver a incluir en el circuito una prueba que en su última edición apenas alcanzó los 1.500 inscritos.

Pero a medida que pasaba la tarde otra posibilidad comenzó a aparecerse: Ironman compra Full Vitoria. Está claro que la prueba alavesa cuenta con los condicionantes necesarios para que la franquicia norteamericana pusiese los ojos en ella: atractivo internacional, facilidad de acceso y un volumen de participantes ya consolidado, superando entre Full y Half los dos mil participantes. De hecho, en el momento en que Mallorca desapareció, una de las primeras elucubraciones que llegó a hacerse fue cuánto tiempo tardaría la empresa dirigida por Andrew Messick en hacer una oferta.

¿Será cierto lo que se comenta? Los hilos y los detalles que unos y otros van contando invitan a pensar que sí, que tendremos Ironman Vitoria, pero hasta las doce… no lo sabremos de fijo.