Su nombre es Jakob Ingebrigtsen y solo tiene 16 años. Es el atleta más joven de la historia en correr los 1.609 metros de la milla en 3:58.07 (2’27 / km). Una verdadera locura. Fue el pasado 27 de mayo en la IAAF Diamond League meeting en Eugene. Después de pasar el 800 en 01:59 y los 1200 metros en 2:59, el joven noruego se guardaba un as en la manga. Después de correr solo en la última vuelta, consiguió llegar en la posición número 11, consiguiendo el récord mundial de la milla en su categoría de 16 años: 3:58.07, animalito…

El velocista noruego encaraba los últimos metros con una diferencia agónica de 45 segundos para entrar en la historia del atletismo a sus tan solo 16 años. Un único pensamiento tenía en su mente: «Lo estoy consiguiendo», se repetía una y otra vez. «Puedo hacerlo».

Foto: iaaf.org

Y lo hizo

Jakob Ingebrigtsen se ha convertido en el atleta más joven en romper la barrera de los cuatro minutos, y el primero en hacerlo con 16 años.

Todos recordamos al primer hombre en lograr esta hazaña, Sir Roger Bannister, estudiante de Medicina en la ciudad de Oxford por aquel entonces. Con sus 25 años demostró al mundo entero que se podía romper con el mito absurdo de bajar de los 4 minutos. 6 de mayo de 1954, pistas de atletismo de Iffley Road en Oxford. La carrera fue todo un acontecimiento deportivo en Inglaterra que congregó a casi tres mil personas, gran parte de la prensa estaba allí dispuesta a cronometrar el tiempo de Bannister. Las mejores liebres del momento a las que debía seguir hasta que éstas no pudieran continuar marcando el ritmo de la prueba. Bannister logró la victoria en la milla con un tiempo de 3:59:40 siendo el primer hombre en la historia en bajar de los 4 minutos.

Merece la pena ver esta carrera del que luego sería un prestigioso neurólogo, Sir Roger Bannister:

 

Siguiendo el ejemplo de sus hermanos mayores

Y en 2017, 63 años después, un joven de 16 años consigue un tiempo inferior al sueño de Bannister, 3:58.07.  Jakob Ingebrigtsen dijo después de terminar que se sintió increíble. «Me sentí muy fuerte, corriendo con una buena táctica, manteniendo el ritmo y con un buen final. Me sentí muy fuerte esta semana y sabía que podía correr rápido.»

Es lo que Jakob Ingebrigtsen había hecho durante años, siguiendo el ejemplo de sus hermanos mayores, Filip y Henrik, convirtiéndose en un corredor de media distancia con tan solo 10 años. Tanto Henrik, de 26 años, como Filip, de 24 años, han ganado ya títulos europeos en 1500m, y parece que la saga de los Ingebrigtsen viene pegando fuerte con el potencial incluso más fuerte del más joven de los hermanos. Lo que parece mentira es que con estos genes, ninguno de los padres de los Ingebrigtsen tengan antecedentes en el mundo del atletismo. «Eran pescadores y granjeros», dice Henrik. «Nos aficionamos por casualidad».

Al poco de empezar en esto del deporte, el padre de los Ingebrigtsen, Gjert, se dio cuenta del gran potencial que tenían todos sus hijos. Aunque no tiene ningún título de entrenador, intenta trasladar todo el conocimiento que ha adquirido para seguir siendo a día de hoy el entrenador de sus tres hijos.

Inspirado por los logros de sus hermanos es como un pequeñajo de 8 años llamado Jakob solo quería llegar a ser tan bueno como ellos. «Me dije a mí mismo: yo también quiero hacer eso», dice Jakob. «Siempre he entrenado en el mismo sitio con ellos, y ahora llevamos trabajando juntos tres años».

Foto: dagsavisen.no

Somos competitivos, en cada entrenamiento y en todas las competiciones

Para Henrik, la clave de su hermano menor está en evitar los errores que muchos atletas jóvenes suelen cometer. «Su punto de partida es mejor que el mío y el de Filip porque hemos cometido algunos errores de los que él puede aprender. Se trata de controlar la intensidad para llegar a punto a las pruebas».

El sábado 27 de mayo, los tres hermanos corrieron. Filip terminó octavo en la milla Bowerman con un tiempo de 3:53:23. Su hermano Henrik corrió la milla de invitación terminando en tercera posición con 3:53:79, y Jakob, por primera vez en la historia, bajaba de los 4 minutos.

Mientras que sus hermanos mayores preparan ya el Campeonato del Mundo de Londres 2017, Jakob tiene puesto su objetivo en el Campeonato Europeo Junior que se celebrará en julio en Grosseto, Italia.

Foto: athletics.co.ke

Fuente: iaaf.org