Su nombre, Jakob Ingebrigtsen, 18 años y 164 días, es uno de los que está llamado a ocupar la historia del atletismo actual y futuro. Lo ha ganado casi todo. Ayer los hermanos noruegos conquistaron dos medallas de golpe en la final de los 3.000 metros, Jakob lograba el primer oro del doblete que perseguía en Glasgow y su hermano mayor, Henrik, tuvo que conformarse con el bronce. Hoy Jakob Ingebrigtsen ha vendido cara la medalla de oro que se ha ido a manos del polaco Marcin Lewandowski, con 3:42.85. Una carrera que empezaba con un ritmo lento y que era el mejor escenario para el polaco. A dos vueltas de la meta, Jakob intentó cambiar, pero le siguieron Lewanoswki y Gómez. Jakob no podía hacer nada por impedir la victoria al polaco y firmaba un 3:43.23 que le daba la plata. El español Jesús Gómez entraba por detrás de Jakob en tercer puesto y medalla de bronce.

Marcin Lewandowski

Foto: European Athletics

Jakob Ingebrigtsen, una leyenda del atletismo a sus 18 años

Su nombre se sitúa hoy a la altura de los más grandes atletas del momento. El noruego de 18 años Jakob Ingebrigtsen es a su corta edad una verdadera figura del atletismo que ya ganó el pasado mes de mayo en un 1.500 al actual campeón olímpico, Matthew Centrowitz. Y en la Diamond League de Mónaco volvió a destrozar otro récord mundial en su categoría mejorando su propio récord de 3:36.06 conseguido en junio en el Bislett estadio de la Oslo Diamond LeagueMejoró ese récord en más de cinco segundos terminando en 3:31.18.

Un récord mundial que llegaba justo después de que Ingebrigtsen participara en el Campeonato del Mundo Sub-20 de la IAAF en Tampere, Finlandia. En ese encuentro, Ingebrigtsen fue segundo en los 1.500 metros con 3:41.89, y tercero en los 5K con 13:20.78 y con nuevo récord en su categoría de edad incluido.

En agosto Jakob Ingebrigtsen se proclamaba Campeón de Europa de 1.500 metros.  El sueño de los tres hermanos noruegos Ingebrigtsen  de conseguir un triplete en la final de los 1.500 metros del Campeonato de Europa no se pudo cumplir, pero sí el oro para el más joven de los tres, que entraba en primera posición en meta con un crono de 3:38.10. Pocas horas después, se anotaba también el título de Campeón de Europa de 5.000 metros con su hermano, Henrik, en segunda posición y con un tiempo de 13:17.06, lo que suponía nuevo récord mundial Sub23.

La guinda la ponían en el mes de diciembre en el Campeonato Europeo de campo a través. El menor de los hermanos, Jakob,  no falló y cumplía el pronóstico ganando por tercera vez consecutiva el título en su categoría sub-20. Horas después, Filip, el hermano intermedio del trío de corredores y con 25 años terminó con la escuadra turca de origen keniano, imponiéndose con autoridad en la meta del Campeonato Europeo absoluto de cross.

Hoy no ha podido ser el sueño de los noruegos. Un atleta muy joven que tiene todo el futuro en sus manos. Se marcha de Glasgow con un oro en el 3.000 y una plata en el 1.500 metros. No parece que esté mal…